El Gobierno autonómico aprobará medidas adicionales frente a la COVID que consensuará previamente con los sectores más afectados
El presidente regional, Emiliano García-Page, ha señalado que, antes de la aprobación de este decreto “queremos escuchar”, para que la nueva normativa sea fruto de una “percepción compartida” porque su incumplimiento tendrá “consecuencias legales”, ha advertido.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado que el Ejecutivo regional aprobará, este viernes en Consejo de Gobierno extraordinario, nuevas medidas adicionales frente a la COVID mediante un decreto “duro, estricto y riguroso” que será consensuado con los sectores más afectados por esas nuevas restricciones. Asimismo, García-Page ha explicado que, en el transcurso de esa reunión, el Gobierno de la Comunidad Autónoma ratificará las medidas acordadas, la pasada semana, por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional Salud.

Así lo ha puesto de manifiesto el presidente regional tras presidir, este martes, la reunión del Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha en la que se ha estudiado la adaptación de esas restricciones a la realidad de la Comunidad Autónoma. En este contexto, García-Page ha señalado que, antes de la aprobación de este decreto “queremos escuchar” para que la nueva normativa sea fruto de una “percepción compartida” porque su incumplimiento tendrá “consecuencias legales”, ha advertido.

A este respecto, el presidente autonómico ha valorado que “la inmensa mayoría de la ciudadanía está cumpliendo, está preocupada, está prudente, está atenta”, pero ha subrayado que “hay que ser duros, hay que ser contundentes con aquellos que, de manera deliberada o de manera inconsciente, no lo hacen”. Por este motivo, García-Page ha anunciado que reclamará “un estudio jurídico” con el objetivo de garantizar que “la autoridad sanitaria pueda personarse, desde el punto de vista fiscal y judicial” contra quienes no realicen un ejercicio de “autocontención” frente al virus, ha precisado.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego ha recalcado que nos “hemos marcado un objetivo uno, que es evitar la presión hospitalaria y la mortalidad” y ha explicado que la región cuenta con una capacidad de control sobre el virus que es “muy alta, pero no es ilimitada”. A este respecto, García-Page ha indicado que “hoy por hoy estamos en condiciones de abordar con razonable normalidad el volumen de contagio que se está produciendo y que tenemos que reducir al máximo”.

Ante este escenario, el presidente regional ha señalado que “en septiembre y octubre adoptaremos medidas muy concretas dirigidas a las restricciones para las personas y colectivos que son objetivo uno del virus”, ha asegurado García-Page.

Apuesta por un inicio del curso “normal y con seguridad”

García-Page ha avanzado también la aprobación de un protocolo “específico muy detallado” para el ámbito educativo antes del comienzo del curso. A este respecto, el presidente autonómico ha insistido en que “todas las comunidades autónomas, incluida Madrid, estamos apostando por un inicio del curso normal, con seguridad, con mascarillas, con hidrogel, con distancias, con PCR, con muchas medidas de seguridad”, ha subrayado.

En este sentido, García-Page ha recordado que ya se han aprobado “medidas concretas” a las que se sumarán las que se aprueben en esta “guía educativa específica” con el objetivo de “convertir los centros educativos en un espacio seguro”. A este respecto, el presidente regional ha reconocido que “hay que aspirar a un inicio de curso donde tanto los padres, los docentes y los sanitarios tengamos la percepción de que en un colegio se está más seguro que en un columpio, que en la calle o que sin actividad”, ha concluido.

Más elementos de protección: mascarillas y teleasistencia gratuita

Asimismo, el jefe del Ejecutivo autonómico ha avanzado que “el 20 de septiembre estarán disponibles más de dos millones de mascarillas, de uso duradero, a todos los asistidos por la tarjeta sanitaria de la Comunidad Autónoma”. En este marco, García-Page ha calificado la medida como “excepcional” con la que se persigue distribuir estos elementos de protección a “municipios y zonas aisladas donde no hay ningún tipo de comercio o farmacia”.

Por otro lado, García-Page ha anunciado que “vamos a plantear la teleasistencia gratuita y automática para los mayores de 70 años”. El presidente regional ha señalado que “a partir de la primera semana de septiembre” el Gobierno aprobará una normativa para que toda persona mayor de 70 años que esté en condiciones de soledad tenga acceso a este servicio “con solo pedirlo”, ha sentenciado.

 
Comparte esta noticia: