En tan sólo ocho meses el actual Equipo de Gobierno ha logrado sacar de la situación de bloqueo en que se encontraban las obras del estadio de La Fuensanta por ausencia de iniciativas y propuestas del anterior gobierno socialista durante toda la legislatura. Así de rotundo se muestra el portavoz del Grupo Municipal Popular, José Ángel Gómez, tras el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno Local que esta misma semana ha dado por finalizada la puesta a disposición de los terrenos del estadio al Consorcio de Instalaciones Deportivas devolviéndolos de manera formal al Ayuntamiento. Un trámite éste  que era absolutamente necesario para que, una vez finalice la liquidación de la obra, el Consorcio pueda dar por concluida la cuestión.


 

Este logro, continúa Gómez, hace posible  que a partir de ahora el Ayuntamiento de Cuenca pueda elaborar un proyecto para poder ejecutar las obras necesarias que garantizarán de forma definitiva la seguridad y funcionalidad de las instalaciones tal y como fueron diseñadas. Una instalaciones, las del Estadio de La Fuensanta, que como el resto de infraestructuras deportivas de la capital dan servicio y benefician a muchos usuarios y colectivos de los municipios de alrededor y de toda la provincia.

Con esta finalidad, informa, se firmará un convenio con la Diputación Provincial de Cuenca en virtud del cual ambas instituciones aportarán 200.000 euros cada una.

Cifra que la institución provincial ya anunció que iba a destinar al Ayuntamiento de Cuenca para colaborar con la finalización de las obras cuando en octubre de 2014, antes del cambio del gobierno municipal, empezó a gestarse el nuevo Plan de Instalaciones Deportivas, añade Gómez.

Además, insiste, los 200.000 euros que aportará la Institución Provincial al Consistorio proceden de una subvención específica para Cuenca debido a que, según  el nuevo Plan de Instalaciones Deportivas, la cuantía máxima de la subvención que le correspondería a Cuenca serían 50.000 euros, una cantidad insuficiente.

Asimismo, el convenio que pretenden firmar la Diputación y el Ayuntamiento de Cuenca,  recuerda el edil, no pudo llevarlo a término la Diputación Provincial con la anterior corporación socialista debido a que el Equipo de Gobierno socialista mostró una ‘total parsimonia’ en dar solución al problema,  no atendiendo los sucesivos requerimientos del Consorcio de Infraestructuras Deportivas demandados desde finales de 2013 para que la dirección facultativa, contratada por el Ayuntamiento, o en su defecto el propio Ayuntamiento como responsable último, emitiera los informes necesarios para que la obra inacabada pudiera liquidarse.

En este punto, incide el portavoz, conviene recordar que el contrato entre la empresa constructora y el Consorcio quedó resuelto por incumplimiento culpable en agosto de 2014, de todo lo cual tuvo constancia el Consistorio. Y tuvo que ser el Consorcio de Infraestructuras Deportivas, con el fin de desbloquear el asunto, quien envió a principios de 2015 una propuesta de informe de liquidación, sin que tampoco entonces la corporación socialista contestara dando el visto bueno o corrigiéndolo. Una obligación que correspondía al Ayuntamiento de Cuenca, que tenía la responsabilidad sobre la dirección facultativa de la obra.

Además,  y añade el portavoz,  tampoco fue posible firmar convenio alguno con la Diputación Provincial porque el PSOE  no había consignado la partida de 200.000 euros, ni en el presupuesto de 2014 ni en el borrador del de 2015 que no llegó a aprobarse, que tanto anunció siempre que tuvo ocasión para realizar los mínimos de seguridad.

Hechos que vinieron a sumarse, explica Gómez, a que el Ayuntamiento socialista no pagó las cantidades que le correspondían por la obra hecha según lo acordado en el convenio de colaboración suscrito entre el Consorcio y el Consistorio en 2010, y que finalizó en diciembre de 2012. Las mismas, pudieron hacerse efectivas en agosto de 2013 al Consorcio gracias a los diferentes mecanismos de liquidez arbitrados por el Gobierno de España. Un total de 1,6 millones de euros que tuvo que ir adelantado  el Consorcio y que provocó su auténtica asfixia económica.

DETERIORO DE LAS INSTALACIONES DEPORTIVAS

En relación a todo lo anteriormente explicado y teniendo en cuenta el resto de instalaciones deportivas de la ciudad, el portavoz manifiesta que, efectivamente, hay muchas necesitadas por el deterioro e irresponsable abandono del anterior gobierno del PSOE, entre ellas el Campo de Fútbol del San José Obrero o el Complejo Deportivo Luis Ocaña. Gómez, recuerda al delegado de la Junta en Cuenca Ángel Tomás Godoy, que la Diputación está colaborando para dar una solución al estado de abandono en el que el gobierno socialista en la capital dejó una de las instalaciones deportivas e insta al Gobierno Regional a que haga lo mismo e invierta de manera real y efectiva en Cuenca para mejorar las condiciones en las que se encuentran la mayoría de las instalaciones deportivas de la ciudad, y evitando así la discriminación que sufre la capital conquense cada vez que gobierna el  PSOE.