El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cuenca ha lamentado la actitud del Partido Popular y sobre todo que “intente perjudicar la imagen de Cuenca con comentarios despectivos que sólo ellos están utilizando”.

El equipo de Gobierno lamenta que el PP “intente perjudicar la imagen de Cuenca” y recalcan que han actuado con transparencia y la responsabilidad”
 Critican que el Grupo Popular “esté aplaudiendo esta situación que a nosotros tanto nos ha desagradado y aprovechen para extender una imagen negativa de nuestra ciudad”.

Subrayan que “lanzamos esta campaña con gran ilusión y somos los primeros en lamentar esta situación”. De hecho, “en todo momento nos ha movido la transparencia y la responsabilidad”.

Inciden en que el vídeo se ha retirado “por prudencia” tras detectar similitudes con otro audiovisual de Gátova (Valencia) y “por respeto” a esta localidad. De hecho, “el alcalde Darío Dolz llamó a su homólogo, Manuel Martínez, para pedir disculpas personalmente y la conversación fue muy cordial. El propio primer edil entendió que se trataba de un error y así lo ha dicho públicamente”.

Es más, “en esa normalidad incluso le hemos invitado a que venga a Cuenca a conocer nuestra ciudad”. Así, “miente el PP al decir que se intentan evitar acciones legales, pues la decisión de retirar la campaña ha sido nuestra”. Además, añaden, “hemos procedido a anular esa factura y no se va a pagar nada por este trabajo”.

Lamentan que el Partido Popular “esté aplaudiendo esta situación que a nosotros tanto nos ha desagradado y aprovechen para extender una imagen negativa de nuestra ciudad, en vez de ponerse del lado del equipo de Gobierno para trabajar por la promoción de Cuenca”. Porque “son ellos mismos los que están promoviendo que se hable mal de la ciudad, una actitud que entendemos totalmente irresponsable”.

Y añaden: “El único argumento que tiene el PP es fomentar el sensacionalismo y, lamentablemente, perjudicar la imagen de nuestra ciudad”. Por ello, “les instamos a que se pongan a trabajar por los conquenses en vez de dedicarse a pedir dimisiones sin ton ni son, como hacen en cada Pleno cada vez por razones más peregrinas”.