El cronista oficial de Cuenca, Miguel Romero ha participado en el XLIV Congreso Nacional que la Real Asociación Española de Cronistas de España (RAECO) y cuyo presidente honorífico es el rey emérito Juan Carlos de Borbón, viene celebrando anualmente en una ciudad diferente del territorio nacional.

El cronista oficial de Cuenca, Miguel Romero ha participado en el XLIV Congreso Nacional de Cronistas de España
Ofreció una semblanza histórica entre estas ciudades de Cuenca, Carmona y Sevilla, en la figura de Pedro I, apodado el Cruel, y rey de Castilla en el siglo XIV

En esta ocasión, fue la histórica ciudad de Carmona a lo largo del viernes 26 y sábado 27 de octubre, el punto de encuentro donde se llevaron a cabo, tanto la Asamblea Anual de la propia Asociación como las ponencias de cada uno de los participantes que allí asistieron.

Cerca de setenta lugares, unas doce ciudades y cincuenta localidades, muchas de ellas de más de veinte mil habitantes, se dieron cita bajo la presidencia de la Junta nacional de la RAECO, en una reunión anual que trató interesantes temas a debatir sobre la necesidad e importancia de esta figura, nacida en el Medievo y que ahora, en tiempos contemporáneos, tanto puede aportar como nexo de unión entre ciudadanía y gobiernos municipales.

Ciudades Patrimonio como Córdoba, Cáceres, Toledo o Cuenca, o ciudades como Madrid, Jaén, Badajoz, Alicante, Sevilla, etc., debatieron entre sí por el valor de la crónica como recuerdo del pasado y testimonio del presente, haciendo extensión del valor que la investigación puede tener para desarrollar la cultura de las sociedades.

Cuenca, representada por su cronista oficial, el historiador y escritor Miguel Romero, ofreció una ponencia de alta calidad, al ofrecer una semblanza histórica entre estas ciudades de Cuenca, Carmona y Sevilla, en la figura de Pedro I, apodado el Cruel, y rey de Castilla en el siglo XIV.

La figura de Pedro I y la relación con la familia conquense de los Albornoz, el Perdón a Cuenca por parte de Doña Blanca de Castilla o las visitas que Fernando III el Santo, Alfonso X el Sabio y el propio Pedro pudieron hacer a la ciudad del Cáliz, salieron a relucir en esta conferencia frente a más de cien personas en el Hotel Alcázar de la

Reina, mientras desde el Ayuntamiento de la ciudad de Carmona, recibía la felicitación efusiva por su intervención.

Un año más y ya van cuatro ediciones, desde que nuestro cronista oficial ha podido asistir a los diferentes congresos nacionales, celebrados en Jaén, León, Burgos y ahora Carmona y Sevilla como sedes de las mismas.

El domingo la ciudad de Sevilla, recibió a todos los cronistas de España asistentes y a los de Méjico, país que participa desde el año 2017, visitando la catedral, la ciudad y la Giralda, mientras el Ayuntamiento les recibía para ofrecerles una audiencia especial como “relatores de nuestra historia vivida”.