El Belén Viviente de Galápagos vuelve a batir récord, con 2200 espectadores
Una ejemplar puesta en escena, en la que participan más de ciento cincuenta personas de todas las edades.

El Belén Viviente de Galápagos ha cumplido su décimo tercera edición, y lo ha hecho con un rotundo éxito. Alrededor de 2.200 personas han podido disfrutar de una puesta en escena en la que se implica buena parte del pueblo. Una celebración que tiene desde 2014 el reconocimiento de Interés Turístico Provincial.

Desde la asociación cultural «Belén Viviente de Galápagos» nos encargamos de llevar a cabo la representación, que se desarrolla a lo largo del casco antiguo de Galápagos, en patios privados, en la calle y en diversas estancias del bello palacio barroco de principios del siglo XVIII. Entre las escenas se intenta evocar la Anunciación de Dios al Ángel, la Anunciación del Ángel a María, la visita de María a Isabel, la llegada de José y María a la posada de Belén, la Anunciación a los pastores o la llegada de los Reyes Magos al Castillo de Herodes y la Adoración al Niño Jesús, entre otras escenificaciones.

Desde la asociación, agradecemos el gran esfuerzo que supone por parte de los vecinos de la localidad la organización del mismo, ya que cuentan con más de 150 personas de todas las edades entre actores, técnicos de sonido, montadores, y un largo etcétera de voluntarios que velan porque cada edición supere la anterior y la ilusión de una nueva representación inunde al pueblo con los preparativos.

Una iniciativa que cada año se intenta mejorar con la incorporación de algunas novedades, nuevas escenas, cambios de guiones y decorados, pero siempre respetando el sentido religioso de lo que significó el nacimiento de Jesús y aquellos días previos al acontecimiento que marcaría para siempre la historia.

La representación también tuvo un fin benéfico, y es que durante todo el día se estuvieron recogiendo cientos de kilos de alimentos no perecederos en beneficio de Cáritas parroquial de Galápagos.

Además queremos destacar el apoyo recibido desde la Diputación Provincial de Guadalajara y desde el Ayuntamiento de Galápagos que hacen posible que cada año se mejore sustancialmente el Belén.