El pleno del Ayuntamiento de Guadalajara ha aprobado esta mañanala realización de una modificación puntual al Plan de Ordenación Municipal que afectará al Palacio de Los Medina, situado en la Plaza de San Esteban.


 

 

El vicealcalde, Jaime Carnicero, ha explicado que desde que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha trasladó su sede provincial al edificio de la calle Mayor, este Palacio quedó en desuso, lo que conlleva un paulatino deterioro y problemas de conservación de un bien que está catalogado. El Ayuntamiento de Guadalajara quiere evitarlo favoreciendo que pueda volver a tener actividad, cuestión que actualmente es muy compleja porque su uso es dotacional y sólo puede ser ocupado por administraciones públicas.

Por este motivo, tal y como ha señalado el vicealcalde, Jaime Carnicero, “creemos que una solución puede ser cambiar su uso urbanístico, dado que la actual limita enormemente las posibilidades de uso de este inmueble”. Para que dicho cambio sea posible, es necesario que su actual uso dotacional se transfiera a otro inmueble, “cuestión que no es un problema, según Carnicero, porque se transferiría a la actual sede de la Junta de Comunidades, cuya extensión es incluso mucho mayor: 9.200 m2 frente a los 2.300 m2 del Palacio”.

El vicealcalde considera que “se trata de una modificación puntual necesaria para evitar el deterioro de otro edificio situado en pleno casco antiguo. Queremos evitarlo en clara sintonía con los objetivos que perseguimos con la Estrategia Integral del Casco Antiguo de Guadalajara, aprobada recientemente”.

Tras su aprobación hoy en pleno, el Ayuntamiento deberá instar a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para que proceda a dicha modificación.