La Concejalía de Bienestar Social, Diversidad y Cooperación del Ayuntamiento de Guadalajara ha ampliado el servicio de comedor  escolar de verano del Gobierno regional, para alumnas y alumnos becados tanto al 100%, como de manera parcial, a los meses de julio y agosto y primera semana de septiembre.

El Ayuntamiento de Guadalajara amplía el servicio de comedores escolares becados a los meses de julio, agosto y primeros de septiembre
• Es una de las primeras medidas incluidas en el Pacto por la Respuesta Social a la crisis del coronavirus.

Este año, como novedad, el servicio se prestará a través de un restaurante de la ciudad para su consumo en la vivienda de las familias que estén interesadas en solicitar estas comidas de mediodía.

La recogida se realizará dos días a la semana. Los lunes, para las comidas de lunes, martes y miércoles y los jueves, para la de ese mismo día, y viernes.

El comedor escolar de verano se pone en marcha este lunes, y permanecerá operativo hasta el 4 de septiembre.

Las familias interesadas deben dirigirse a los colegios donde sus hijas e hijos cursan sus estudios y allí apuntarse para poder beneficiarse de este servicio, para el que se ha cuidado hasta el más minimo detalle: se trata de menús saludables, incluidos para casos de intolerancia o alergias, con el fin de cubrir todas las necesidades.

El concejal de Bienestar Social, Ignacio de la Iglesia, ha puesto el acento en la importancia que este Ayuntamiento concede a las políticas de apoyo a las familias con menos recursos, y máxime ahora, durante la crisis del coronavirus. “Hemos ampliado este servicio al mes de agosto y primeros de septiembre, porque consideramos este recurso de gran importancia para seguir  contribuyendo a que estos escolares puedan tener al menos una comida al día asegurada”, indica De la Iglesia.

A día de hoy, añade el concejal del ramo, “se han recibido cerca de doscientas peticiones para una acción que durante la etapa del anterior gobierno del Partido Popular, sólo se desarrollaba durante el mes de julio y; sorprendentemente, no llegaba a cubrir ni a veinte escolares porque a la anterior Corporación no le compensaba, por lo visto, abrir los centros educativos en vacaciones».

De la Iglesia ha añadido que el Ayuntamiento va a destinar a esta acción,  conveniada con el Gobierno de Castilla-La Mancha, una partida de hasta 15.000 euros para la mejora de los menús y servicios.

 
Comparte esta noticia: