El Ayuntamiento de Cuenca responderá a la petición de información del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno
Al año, se atienden unas 150 peticiones de información de todo tipo

Las Áreas de Gobierno y la Secretaría General del Ayuntamiento de Cuenca coordinan y atienden todas las peticiones de información solicitadas por ciudadanos, organismos e instituciones dirigidas al Ayuntamiento de Cuenca, cumpliendo así con el compromiso de transparencia y buen gobierno asumido por la actual corporación y conforme con la normativa. En este sentido, en torno a 150 peticiones se han atendido cada año desde el inicio de la actual legislatura.

Entre ellas, se encuentra la petición de un ciudadano que, previamente se había movilizado en las redes sociales, para el arreglo de las áreas infantiles de la capital. En relación a esta petición en concreto, el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, rechazó las acusaciones vertidas en su momento en las redes sociales por este ciudadano, y su consecuente exposición en medios de comunicación, puntualizando una vez más, que lo que consideró demagógico era el hecho de recurrir a una campaña en las redes sociales para supuestamente mejorar las instalaciones infantiles en lugar de recurrir primero a los cauces oficiales que hay a disposición de los ciudadanos precisamente para este tipo de asuntos, tal y como aconsejó.

El primer edil quiere dejar claro que las redes sociales no son el canal oficial de presentación de reclamaciones, sugerencias o quejas al Ayuntamiento de Cuenca. Y menos aún siendo citado en una de ellas con su perfil personal, bajo el título: ‘Petición para conseguir parques e instalaciones infantiles dignas en Cuenca …’. Por lo tanto, aclara, esta forma de proceder dejaba claro que no se trataba de comunicar una avería, un fallo o una reclamación sino que era una campaña de recogida virtual de firmas. Algo que Mariscal consideró como un acto demagógico y una falta de respeto tras años de intenso trabajo en un Ayuntamiento intervenido y ruinoso en 2015 y asumiendo voluntariamente la máxima responsabilidad.