El alcalde, Luis Viejo, y la concejal de Patrimonio, Teresa Valdehita acudieron al monasterio para entregar los libros de oraciones a la comunidad, que serán devueltos mediante la firma de un comodato para ser expuestos en el museo. También depositaron una pintura en tabla, más reciente, como obsequio de parte del municipio de Brihuega a las hermanas

El Ayuntamiento de Brihuega restaura dos breviarios del siglo XIX del convento de Bernardas de Santa AnaLa madre superiora del convento, Sor Isabel, acompañada de Sor Teresa, recibió a los responsables municipales y trató con ellos la renovación del comodato con el Ayuntamiento, gracias al cual el Museo de Brihuega, situado en el antiguo monasterio de San José, exhibe diversas piezas propiedad de la orden de Bernardas de Santa Ana.

Las hermanas recibieron con gran ilusión el cuadro y los breviarios, elaborados en el siglo XIX por la orden que se instaló en el monasterio tras su fundación en 1615 a manos del por entonces vecino de Brihuega Juan de Molina, un noble originario de Alcalá de Henares.

Viejo agradeció en nombre de todos los vecinos de Brihuega la generosidad de las hermanas, “que ha permitido enriquecer desde el primer momento la colección del Museo de Historia, con piezas de un marcado valor genuinamente briocenses, pues llevan aquí desde el siglo XVII”. Un aspecto que remarcó también la concejal de Patrimonio, Teresa Valdehita, señalando Brihuega “como un lugar profundamente espiritual, donde desde hace siglos convergen creencias y sensibilidades, generando paz a vecinos y visitantes”.