Ecologistas en Acción de Guadalajara lleva más de 20 años denunciando las actuaciones que sobre el arbolado urbano de la ciudad se desarrolla por parte de empresas, técnicos y concejales, sin ningún criterio, ni formación, ni conocimientos. Los expertos, las reglas y principios de la arboricultura, y la “norma Granada”, los problemas de la necesidad de conservación, el cuidado y el mantenimiento con las limitaciones adecuadas del arbolado de las ciudades, las zonas verdes y los parques.

Ecologistas en Acción denuncia que Guadalajara continúa con las podas indiscriminadas que dañan el arbolado urbano
Guadalajara tiene gran parte del arbolado debilitado por las actuaciones indiscriminadas, irresponsables e irracionales que se realizan desde hace décadas.

Tras una reunión mantenida entre Ecologistas en Acción y el concejal de Parques y Jardines, Jaime Sanz, el pasado 10 de octubre, y se comprometió en la misma a cambiar las técnicas de podas, hemos comprobado con desagrado como en la última semana de octubre, han logrado, aun sin haber tirado las hojas de los árboles de hoja caduca, las tareas de terciado y podas indiscriminadas en varias zonas de la ciudad, como la calle Julián Besteiro. Tanto los técnicos municipales, como el concejal y los capataces o responsables de la empresa Agricultores de la Vega de Valencia, Saber que estas labores no se deben realizar hasta bien entrado el invierno, porque la savia todavía corre por los xilemas de los árboles, y genera debilitamiento, el desarrollo de hongos y daños en zonas leñosas.

Aún así, e incumpliendo su palabra el señor concejal de Parques y Jardines, las podas indiscriminadas han afectado por la ciudad, contribuyendo un año más a perjudicar el arbolado de nuestra ciudad, que nos genera sombra, biodiversidad, oxigeno y retiene parte del dióxido de carbono que generamos con la quema de combustibles fósiles a través de nuestros desplazamientos en vehículos privados y calefacción.

¿Para cuándo una ordenanza municipal que proteja el arbolado urbano?

Lo realmente urgente para la ciudad, y desde la organización ecologista llevan años reivindicando, es la aprobación, como tienen otras ciudades, de una orden municipal que establezca las técnicas y criterios de podas, las especies adecuadas a cada espacio de la ciudad (aceras , plazas, zonas verdes, parques y jardines), las fechas para realizar los tratamientos sobre el arbolado y la protección de especies singulares, entre otros aspectos.

Alcorques vacíos y adoquines que asfixian los troncos

Otra triste realidad de las calles y zonas verdes de la ciudad, es la gran cantidad de alcorques vacíos que no han sido repuestos, tras haber talado o secado las especies iniciales, y el gran número de árboles que están siendo fijos por el adoquinado que se instaló en los alcorques. El arbolado urbano está siendo la víctima de los políticos irresponsables y los cuidadores de la sensibilización ambiental, a veces podas y talas indiscriminadas, ahogando sus espacios vitales, generando enfermedades y debilidad a gran parte de los ejemplos por tan malas prácticas profesionales, y lo peor de todo castigando a nuestros amigos necesarios para general oxigeno, sombra y captar CO2.

Desde Ecologistas en Acción pedimos al Ayuntamiento de Guadalajara la paralización inmediata de la campaña de podas hasta que no sea el mar la época adecuada, realizar las actuaciones que excluyen el terciado, el desmoche o el apeo (tala), la reposición en los próximos meses, con los árboles adecuadamente a cada zona, de los alcorques vacíos y el inicio urgente de la retirada del adoquinado en las zonas que está asfixiando a los troncos. Además instamos a la elaboración de una orden municipal para la protección del arco urbano, que puede ser aprobada en los próximos meses, antes de la primavera, para demostrar si es verdad que el nuevo Ayuntamiento ha llegado a cambiar algo.

Estas medidas incluidas incluyen como hoja de ruta, en la declaración de intenciones que el Ayuntamiento de Guadalajara, hizo declarar la “Emergencia climática” el pasado 27 de septiembre.