Ecologistas en Acción denuncia el acoso sistemático a las colonias felinas controladas por la Asociación Protectora de Animales de SotolargoLa Asociación Protectora de Animales de Sotolargo (APAS) y Ecologistas en Acción Guadalajara denuncian el acoso «sistemático» que están sufriendo las colonias felinas controladas por ellos, con numerosos episodios de vandalismo, robo de comida para gatos e incluso el envenenamiento de animales.

Desde hace tres años un pequeño grupo de vecinos de Valdeaveruelo, muchos de ellos de la urbanización Sotolargo, decidieron crear una asociación para controlar y gestionar los numerosos gatos callejeros que existían en su entorno.  Con más fuerza y ánimo que recursos, se pusieron manos a la obra y aplicando el método CES (castración-esterilización-suelta) han conseguido controlar y reducir esta población, tanto mediante el control directo como promoviendo la adopción y acogimiento de los animales.

Pero muchas veces se enfrentan a situaciones de incomprensión por parte de los vecinos y se encuentran en muchos casos grandes trabas para realizar su función. Es habitual que se encuentren con las instalaciones de las colonias destruidas, bebederos quemados, casetas vandalizadas, robo de la comida y lo que ya es más dramático, el envenenamiento de las colonias. Hace pocos días han aparecido muertos cinco gatos por la ingesta de un alimento envenenado y no es la primera vez.

En palabras de estas organizaciones, «es inaudito que aún haya personas que prefieran masacrar a los gatos,  a este tipo de control que ha demostrado en infinidad de ocasiones sus beneficios para la comunidad. Hay que recordar que en la nueva Ley de Bienestar, Protección y Defensa de los Animales de Castilla-La Mancha se definen a los animales como “animales sintientes”,

También hay que recordar que el Código Penal recoge el maltrato animal en su artículo 337 con penas de prisión de hasta un año  y un día para aquellos que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal de los que habitualmente están domesticados.

Pedimos al Ayuntamiento de Valdeaveruelo, como primer responsable de la gestión de animales abandonados, que potencie y proteja la labor de la APAS, ofreciéndole todo su apoyo, tanto desde el punto de vista material como de protección a su labor.

Y a todos los vecinos de Valdeaveruelo que reconozcan el gran trabajo que está realizando esta asociación para el mantenimiento y control de la población de gatos callejeros, favoreciendo su trabajo, ayudando en la medida que puedan y denunciando cualquier acto de salvajismo que se cometa contra cualquier animal.

 
Comparte esta noticia: