Entre las incidencias atendidas por la Policía Local de Cuenca, en la semana del 11 al 17 de abril, los agentes han sido requeridos en seis accidentes de circulación, tres con daños materiales y 3 con heridos leves, de los que dos consistieron en atropello. Asimismo, de las pruebas de alcoholemia realizadas, se ha constatado un resultado positivo en tres, aunque sólo se instruyó diligencias penales en una de ellas contra el presunto autor por incurrir en un delito contra la seguridad vial. En este mismo orden de cosas, también se ha procedido a la inmovilización de tres vehículos por deficiencias deb5b5163-cc47-4043-800a-0d03f9c8bcb6e diverso tipo y por alcoholemia.

Además, las zonas más conflictivas y los centros escolares han tenido una especial vigilancia durante las horas punta en cuanto al tráfico se refiere.

En otro orden de cosas, la Policía Local ha desplegado varios dispositivos de vigilancia, señalización, cortes de calles y regulación de tráfico con motivo de diferentes eventos.

La Policía Local también ha intervenido durante la noche del martes día 12 de abril y en coordinación con el cuerpo de Bomberos para sofocar el incendio de dos contenedores de basura en el barrio de Los Tiradores, otro registrado en un domicilio de la calle Cristobal Halffter y en la caída de unas placas en la fachada de un edificio en la calle Hermanos Becerril.

También se ha colaborado en cinco ocasiones con la Policía Nacional con motivo de molestias en la vía pública y locales de ocio, así como en la comprobación del índice da alcohol de diversos conductores.

Entre las actuaciones por quejas vecinales, especialmente durante los fines de semana, cabe destacar que diez han sido por ruidos y molestias en diversos domicilios, cinco se han originaron en la vía pública y tres han sido provenientes de locales de ocio, que, además, han motivado el levantamiento de un acta de denuncia a locales y otra por la Ordenanza de Convivencia. También se ha procedido a la vigilancia de dos personas que cumplen penas de localización permanente en sus domicilios.

Por otro lado, el Servicio de Lacería ha atendido seis llamadas de perros sueltos en diferentes zonas de la ciudad. Entre ellas la calle Fermín Caballero, el barrio de Las Quinientas, el colegio de San Julián, el recinto ferial, el Pinar de Jábaga y el vertedero municipal. A raíz de tales denuncias, las pesquisas policiales han dado como resultado el hallazgo de dos canes que han sido devueltos a sus dueños. Además, los agentes han procedido a la elaboración de un atestado por la denuncia de un vecino que había sido mordido por un perro.

 
Comparte esta noticia: