El diputado de Tecnologías, Francisco Javier Doménech, ha resaltado la relevancia que otorga la Diputación Provincial de Cuenca a las tecnologías como una de las herramientas a tener en cuenta para el futuro del medio rural. Y así lo ha puesto de manifiesto durante su participación en la mesa redonda titulada ‘Los retos de las administraciones públicas ante la brecha digital en territorios rurales’, que se ha desarrollado este fin de semana en el Centro Cultural de Cañizares dentro de la jornada inaugural del curso ‘Retos y posibilidades: infraestructuras de telecomunicación en entornos rurales’ de la Universidad de Otoño de la Ribera del Escabas. Mesa que, por cierto, ha compartido con José Manuel Blas y César Sánchez, director y profesor de Tecnología Electrónica de la Escuela Politécnica de Cuenca, respectivamente, y José Carlos Báez, del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicaciones.

Doménech remarca la importancia que otorga la Diputación de Cuenca a las tecnologías para el futuro del medio rural
• El diputado de Tecnologías, que ha participado en Cañizares en una mesa redonda de un curso de la Universidad de Otoño de la Ribera del Escabas, ha repasado algunas de las acciones de la institución provincial en este ámbito, como es la implantación de la Administración Electrónica en los Ayuntamientos de la provincia

Doménech ha recalcado el especial interés de la institución provincial en las tecnologías, por las que ha apostado en los últimos años como instrumento de mejora, modernización y herramienta de promoción económica, que tiene mucho que decir en el entorno rural. No en vano, en su opinión, las tecnologías son una de las esperanzas de repoblación para los pueblos rurales al permitir la deslocalización del trabajo, del tratamiento e intercambio de información, y de las gestiones, trámites y prestación de servicios a los usuarios.

De hecho, tal y como ha dicho, “un trabajador que utiliza como herramienta de trabajo el ordenador y el teléfono, con una buena conexión a Internet, perfectamente, puede trabajar en cualquier parte independientemente de su situación geográfica, es decir, de manera deslocalizada, con lo que perfectamente se pueden generar puestos de trabajo en pueblos que, por supuesto, tengan las telecomunicaciones adecuadas para ello”.

De ahí, según ha destacado, las grandes inversiones de la Diputación en esta materia en las dos últimas legislaturas como ha sido, por ejemplo, la implantación de la Administración Electrónica en los Ayuntamientos de la provincia. Implementación que ha sido posible, por un lado, con la dotación de hardware, es decir, equipos y dispositivos informáticos, y por otro, con el software, es decir la plataforma informática necesaria para poder trabajar de forma digital, sin papel, y realizar, de esta manera, tramitaciones telemáticas con la consiguiente agilización de trabajo, sin olvidar que se convierte en una importante vía de comunicación con los ciudadanos.

También ha hecho mención a las ayudas para la contratación del acceso a Internet en núcleos de población de menos de 200 habitantes, cuya convocatoria, por cierto, se ha publicado este lunes en el Boletín Oficial de la Provincia con un presupuesto de 60.000 euros y con la que la Diputación presta especial atención a los municipios más pequeños y, por lo tanto, con menos posibilidades.

Y en este repaso por las principales acciones de la Diputación en el ámbito de las tecnologías, Doménech no ha querido dejar a un lado la próxima inversión para dotar a 336 núcleos de población de la provincia, si así lo desean, de un punto de inclusión digital. Espacios éstos, según ha detallado, en los que el usuario podrá conectarse a Internet sin ningún impedimento, de forma gratuita, y así utilizar y acceder de forma libre a todas las posibilidades, herramientas y servicios que ofrecen las Administraciones Públicas y, como no, Internet. Cada Punto de inclusión digital, tal y como ha detallado, estará formado por cobertura wifi disponible de manera libre y equipos informáticos para la conexión para personas que no dispongan de dispositivos móviles.

Pero todo este esfuerzo, a su juicio, no tiene razón de ser si todos los municipios de la provincia, tengan el tamaño que tengan, no disponen de banda ancha y servicios de telefonía móvil, algo que, según ha aclarado, es un asunto competencia del Estado y las Comunidades Autónomas, que deben de ayudar a las operadoras a desplegar la banda ancha por el medio rural.