La Sociedad Micológica seguntina, que cumple este año su vigésimo aniversario, lleva un otoño repleto de iniciativas. Del 15 al 24 de noviembre organiza, por cuarta temporada consecutiva, las Jornadas micológicas de la Ciudad del Doncel, en colaboración con el Ayuntamiento de Sigüenza, las XVII que organiza la asociación,  y el sábado 16 de noviembre recalará en Membrillera para realizar una charla de introducción al apasionante mundo de las setas y hongos.

Diversas jornadas y conferencias culminan el intenso otoño de la Sociedad Micológica de Sigüenza
Del 15 al 24 de noviembre organiza, por cuarta temporada consecutiva, las Jornadas micológicas de la Ciudad del Doncel, en colaboración con el Ayuntamiento, y el sábado 16 de noviembre recalará en Membrillera para realizar una charla de introducción al apasionante mundo de las setas y hongos.

Antes, los días 19 y 20 de pasado mes de octubre, también organizó, junto a la Asociación Vasija, las VI Jornadas Micológicas de Condemios de Arriba. “El evento tuvo un gran éxito de público, completándose el aforo y con mucha gente que se tuvo que quedar fuera, por estar el aforo limitado”, comenta Javier Munilla, presidente de la Sociedad Micológica de Sigüenza.

“Fue un fin de semana muy fructífero, el tiempo acompañó y el campo nos recibió con una gran eclosión de distintas variedades de setas. Pudimos recolectar numerosos ejemplares, exponerlos y posteriormente degustarlos”, continua Javier. También se explicó a los asistentes a estas jornadas las características de las diferentes setas recogidas, su posible toxicidad, los usos y leyendas que llevan asociadas, además de algunos consejos para cocinarlas o conservarlas en el caso de las que son comestibles.

La Sociedad se encuentra ahora inmersa de lleno en la preparación de las IV Jornadas Micológicas Seguntinas. El viernes, 8 de noviembre, tuvo lugar la presentación del menú micológico y las setas que lo componen, por parte de Rubén Urbano, jefe de cocina del Parador de Sigüenza. Un día después, el sábado día 9, se inauguró la exposición de especímenes micológicos de los ecosistemas seguntinos y, por la tarde, se celebró la conferencia “Las setas a través de la historia”, en la que Munilla explicó el aprovechamiento de estos manjares por parte del ser humano a lo largo de los siglos.

Durante este mes, y en el marco de las jornadas seguntinas, están programadas dos conferencias más. El martes 19 de noviembre, a partir de las 19:30 horas, Javier Munilla hablará sobre los distintos aromas y olores de las setas y el jueves 28, a la misma hora, se expondrán las mejores setas –unas quince variedades- de las tierras seguntinas y se explicará cómo distinguirlas, además de analizar sus cualidades más destacadas. Todos los eventos se realizarán en las instalaciones del Parador de Sigüenza y son de entrada libre.

Además, el sábado 16 de noviembre, la Sociedad Micológica seguntina estará presente en Membrillera. “La Asociación Cultural de la localidad nos ha pedido que impartamos una charla de introducción a la micología. Con estas actividades despediremos este otoño tan intenso”, finaliza su presidente.

Este año, las esperadas Jornadas Micológicas de Sigüenza se celebrarán del 15 al 24 de noviembre. Serán diez días donde la ciudad enaltecerá uno de los productos estrella de la Sierra Norte de Guadalajara con eventos micológicos, apetecibles menús que tienen como ingrediente principal setas y hongos y la tercera edición de un concurso fotográfico en Facebook que tiene como argumento principal los #SaboresDeOtoño. Para participar, los interesados deberán acceder al concurso #SaboresDeOtoño en la red social de Facebook: www.facebook.com/AytoSigüenza/. Por cuarta temporada consecutiva, doce restaurantes ofrecerán distintas propuestas gastronómicas que tendrán como hilo conductor el fecundo mundo micológico, con ofertas para todos los gustos y apetitos, y también adaptadas a todos los bolsillos. Los establecimientos participantes se encuentran repartidos por toda la Ciudad del Doncel y en alguna de las pedanías de Sigüenza como Pelegrina o La Cabrera.