Solidaridad. Ésta es la palabra que viene a definir a la perfección la iniciativa conjunta que han puesto en marcha esta semana la Diputación Provincial de Cuenca y la Hermandad de Donantes de Sangre de Cuenca. Hasta el próximo 11 de marzo, los trabajadores de la institución provincial, sus familiares y amigos están llamados a realizar este gran gesto con el fin de nutrir el Banco de Sangre, máxime cuando se acercan unas fechas bastante complicadas. Y es que no hay que olvidar que durante la Semana Santa son muchos los desplazamientos por carretera que se producen en todo el país, con el consiguiente incremento de los accidentes de tráfico, siendo básico que los Bancos de Sangre dispongan de reservas suficientes para atender las urgencias que se produzcan.

En consecuencia y teniendo en cuenta que la Diputación Provincial dispone de distintas sedes distribuidas por toda la capital, se ha diseñado esta ‘Primera Quincena Solidaria’ en dos fases: una que discurre del 1 al 4 de marzo y otra que da comienzo el 7 y se prolonga hasta el viernes, día 11. La presente semana se ha habilitado para que los trabajadores del Palacio Provincial, el Organismo Autónomo de Recaudación y Gestión Tributaria y el Patronato de Desarrollo Provincial acudan a donar sangre a la planta baja del Hospital Virgen de la Luz, donde se encuentra la Hermandad de Donantes de Sangre.

Para la próxima semana, el llamamiento afecta a los empleados de la Diputación en la Residencia Provincial Sagrado Corazón de Jesús, la Guardería Provincial de la Casa-Cuna, el Servicio de Cultura y Deportes, el Servicio de Publicaciones y el Archivo.

En definitiva, según el vicepresidente de la institución provincial, Julián Huete,  “es una forma extraordinaria de ser solidario, dando lo mejor de nosotros, porque donar sangre, es donar vida”. No es de extrañar, por lo tanto, que animara a todos los trabajadores a participar en esta iniciativa encomiable.