La Diputación Provincial de Cuenca ha sacado a licitación por un importe de 110.000 euros la redacción del proyecto de rehabilitación del antiguo Convento de Padres Franciscanos de San Clemente como futura hospedería, así como la dirección facultativa de las obras, que tendrán un coste máximo de 2 millones de euros. Y lo ha hecho con su publicación en el Perfil del Contratante y marcando las 14 horas del próximo 4 de enero como fecha límite para la presentación de las distintas ofertas.

“Una buena noticia”, a juicio del presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, quien ha destacado la importancia de este nuevo paso hacia la consecución de este proyecto que no ha dudado en tildar de “fundamental” para el desarrollo económico tanto de San Clemente, como de su comarca. Y es que, en su opinión, la puesta en marcha de esta hospedería no solo diversificará el tejido empresarial de la zona y dinamizará la economía local, sino que, además, permitirá la preservación de un legado histórico como es este edificio conventual de principios del siglo XVI, que forma parte de la historia de este municipio manchego.

Diputación de Cuenca saca a licitación la redacción del proyecto de rehabilitación como hospedería del Convento de San Clemente
El presidente de la institución provincial, que ha mostrado su satisfacción por este nuevo paso para hacer realidad este importante proyecto para San Clemente y comarca, ha lamentado una vez más que el Gobierno regional no haya querido apoyarlo con fondos comunitarios

No es de extrañar, por lo tanto, que haya lamentado, una vez más, que el Gobierno de García-Page no haya querido apoyar este proyecto con fondos comunitarios y haya optado por mirar hacia otro lado ante una nueva iniciativa de esta Diputación que, según ha resaltado, forma parte de un proyecto de mucha más envergadura a nivel provincial.
Y es que, tal y como ha explicado, el Convento de San Clemente es una de las piezas contempladas dentro de una red provincial de hospederías que la conforman los establecimientos proyectados en el antiguo Colegio de Jesuitas de Huete, el complejo del Salto de Uña y el balneario de Yémeda, que se sumarían a la antigua iglesia de la Trinidad de Moya, cuya gestión como alojamiento turístico singular ya ha salido a licitación.

Es un proyecto, por tanto, que viene a mostrar la fuerte apuesta de la Diputación conquense por el desarrollo y el progreso de la provincia, buscando la diversificación y dinamización de nuestra economía mediante la puesta en valor del patrimonio histórico-artístico otorgándole un nuevo uso en torno a un sector tan importante como el turismo y reforzando a la provincia como destino de primer orden. Una manera, según ha recalcado Prieto, de buscar el mejor aprovechamiento de los recursos ya existentes en la provincia para generar oportunidades de riqueza y empleo y combatir así el fenómeno de la despoblación contribuyendo al afianzamiento de los habitantes en el territorio.