La Diputación de Cuenca ha concedido a nueve municipios de la provincia un total de 20.000 euros en ayudas para obras de emergencia, en lo que es la cuarta y penúltima resolución de esta convocatoria, que está dotada con un presupuesto cercano a los 100.000 euros y dirigida a Ayuntamientos, Mancomunidades y EATIM de menos de 20.000 habitantes.

Diputación de Cuenca concede a nueve municipios de la provincia 20.000 euros en ayudas para obras de emergencia
• En esta cuarta y penúltima resolución de esta convocatoria de subvenciones, se han incluido intervenciones en las localidades de Puebla del Salvador, Villaconejos de Trabaque, Vindel, Montalbanejo, Villaverde y Pasaconsol, Víllora, Gabaldón, Cañaveras y Tébar

Más concretamente, en esta cuarta resolución, se han incluido, tal y como se recoge en la edición de este viernes del Boletín Oficial de la Provincia (BOP), una subvención de 1.391,50 euros a Puebla del Salvador, otra de 3.000 euros a Villaconejos de Trabaque, al igual que a Montalbanejo, Víllora y Cañaveras, una de 1.512,50 a Vindel, otra de 546,15 a Gabaldón, una ayuda de 1.554,85 a Tébar y una subvención de 2.995 a Villaverde y Pasaconsol.

Ayudas éstas que se destinarán a la reconstrucción de un muro en Puebla del Salvador, la reparación de calles por inundaciones en Villaconejos de Trabaque, la subsanación de daños por las nevadas en el edificio del Ayuntamiento de Vindel, la reparación urgente del camino de acceso al sondeo de agua potable de Montalbanejo, la sustitución de la puerta del Centro Social de Gabaldón, la reparación del camino de acceso a instalaciones municipales de Víllora, el arreglo de caminos dañados por las tormentas en Cañaveras, la reparación del camino de Las Nogueras de Tébar y el arreglo de caminos de acceso a explotaciones agropecuarias dañados por las tormentas en Villaverde y Pasanconsol.

Obras todas ellas que se enmarcan entre los supuestos contemplados en esta convocatoria de ayudas en régimen de concurrencia competitiva, que, según ha recordado el diputado de Fomento, Javier Parrilla, no son otros que aquellos destinados a cubrir parcialmente el coste de obras de reparación urgentes en infraestructuras, instalaciones o equipamientos municipales que tienen como objetivo enmendar un menoscabo producidos por causas fortuitas o accidentales, no previstas e imprevisibles y con carácter excepcional y suficientemente motivado, así como  de obras de emergencia con el fin de evitar perjuicios irreparables a la comunidad.

Así las cosas, indicar que de las 39 peticiones presentadas, nueve han sido admitidas, otras tantas desestimadas por diversos motivos y las 21 restantes han quedado en lista de espera con el fin de ser incluidas, sin necesidad de volver a presentarlos a la quinta y última fase de admisión de proyectos, que concluye el 30 del presente mes de noviembre.

Y es que, tal y como ha remarcado Parrilla, al tratarse de una convocatoria en régimen de concurrencia competitiva se han establecido una serie de criterios para puntuar las solicitudes, en los que se valorarán desde la emergencia o urgencia de la obra con hasta 50 puntos hasta el hecho que la actuación vaya a garantizar los servicios mínimos que deben prestar los Ayuntamientos (un máximo de 40 puntos), pasando por el interés corporativo de primar a los pequeños municipios frente a los de mayor tamaño y, por lo tanto, con más recursos (un máximo de 10 ptos.).

De hecho, según el diputado, en esta convocatoria se tiene muy en cuenta a los municipios más pequeños. Muestra de ello bien puede servir el hecho de que la cuantía de cada subvención, que, de manera general, no podrá superar los 3.000 euros y podrá oscilar entre un 30 y un máximo del 50 por ciento del coste de la inversión, dependerá directamente de la población del municipio. De tal manera que el máximo de financiación (50%) se reserva para aquellas localidades de hasta 600 habitantes, mientras que este porcentaje se reducirá al 30 para aquellos municipios de entre 601 y 20.000.

Además, se establece el máximo de una solicitud por núcleo población; eso sí, en caso de aquellos Ayuntamientos con varias pedanías podrá presentar una por cada uno de los núcleos, si bien, con carácter excepcional, cuando las inclemencias meteorológicas o por situaciones catastróficas adversas los daños producidos en las infraestructuras municipales que prestan servicios esenciales sean muy graves, se podrá conceder más de una subvención por municipio e, incluso, la cuantía máxima de la ayuda podría superar el límite de los 3.000 euros y alcanzar los 15.000.