Consciente de la necesidad de apoyar a los colectivos en riesgo de exclusión social por algún tipo de enfermedad o dificultad física, psíquica o social y del papel fundamental que juegan en ello las entidades sociales del ámbito sociosanitario, la Diputación Provincial de Cuenca tiene en marcha la línea de ayudas del Programa Cuenca Integra, cuya resolución ha publicado este lunes en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Diputación de Cuenca concede 250.000 euros en ayudas a 63 entidades sin ánimo de lucro que trabajan en el ámbito sociosanitario
• El diputado de Servicios Sociales, Francisco Javier Doménech, ha resaltado que en la convocatoria de este año hay un 26 por ciento más de entidades beneficiadas con respecto al año pasado cuando se elevaron a medio centenar, lo que viene a corroborar el gran interés que despierta el Programa Cuenca Integra• El diputado de Servicios Sociales, Francisco Javier Doménech, ha resaltado que en la convocatoria de este año hay un 26 por ciento más de entidades beneficiadas con respecto al año pasado cuando se elevaron a medio centenar, lo que viene a corroborar el gran interés que despierta el Programa Cuenca Integra

Un total de 63 entidades sin ánimo de lucro que trabajan en el ámbito sociosanitario de nuestra provincia se han beneficiado de las distintas subvenciones contempladas en este programa, que ha contado con una dotación presupuestaria de 250.000 euros. Número de beneficiarios que se ha visto incrementado en un 26 por ciento con respecto a la convocatoria del año pasado cuando se elevaron a medio centenar, lo que, a juicio del diputado de Servicios Sociales, Francisco Javier Doménech, es una muestra más de la gran aceptación que tiene esta iniciativa en la provincia y que, en consecuencia, no ha dudado en tildar de “muy acertada”.

Y es que, desde su punto de vista, no se puede olvidar la excelente labor que desempeñan estas asociaciones convirtiéndose en una excelente herramienta para ayudar a estos colectivos en riesgo de exclusión social, bien por enfermedad, tales como las neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer, o por discapacidades físicas, psíquicas o sociales, llegando, incluso, a lugares donde no lo hacen las administraciones.

En esta convocatoria de ayudas en régimen de concurrencia competitiva se han concedido este año subvenciones que oscilan entre los 60.000 euros de la Asociación de Padres y Amigos de Personas con Discapacidad Intelectual de Cuenca (ASPADEC) para el desarrollo de su proyecto de hábitos de vida saludable para personas con discapacidad intelectual, incluyendo su centro ocupacional, y los 500 de la Asociación CONACU para su proyecto ‘Sabes lo que consumes’ o de la Asociación Social 4 para su proyecto ‘Cuida 2’, pasando por los 27.200 de la Asociación Fray Serafín Madrid Soriano para su programa de producción de planta adaptada al entorno, los 8.000 de la Asociación Pro-Minusválidos Psíquicos de Cuenca (Apromips) o los 7.000 de la Asociación Roosevelt para la implementación de un programa de integración y normalización de las personas con discapacidad física.

Una convocatoria, por lo tanto, que va a permitir que estas asociaciones puedan desarrollar su encomiable labor de una manera adecuada, pudiendo atender a estos colectivos en riesgo de exclusión social por algún tipo de enfermedad o dificultad física, psíquica o social. De ahí que haya dejado claro el firme compromiso de la institución provincial para con estas personas que, a su juicio, pasa por el mantenimiento de estas ayudas a través del Programa Cuenca Integra, cuyo presupuesto, tal y como ha recordado, se vio incrementado hace tres años en un 8 por ciento hasta alcanzar los 250.000 euros; cantidad que se ha mantenido  inamovible desde entonces.