Enmarcada dentro de esa línea estratégica en favor de la puesta en valor del patrimonio como motor de desarrollo de la provincia, la Diputación de Cuenca ha querido apostar también por la promoción internacional de los recursos museísticos tanto de la capital como de la provincia, que vienen a mostrar el rico legado histórico de esta tierra. Y lo ha hecho de la mano de la Asociación Española de Museólogos, que ha dedicado de manera monográfica el último número de su prestigiosa publicación científica  ‘Revista de Museología’ a los museos y patrimonio de la provincia de Cuenca.

Diputación de Cuenca apuesta por la promoción internacional de los museos y el patrimonio de Cuenca
• En el marco del III Foro de Turismo de Interior, organizado por Cuenca Abstracta y desarrollado en la Casa de la Demandadera, el presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, ha presentado el último número de la revista de la Asociación Española de Museólogos que se ha dedicado monográficamente a los recursos museísticos conquenses y al patrimonio

Un número monográfico que se ha presentado esta semana en el marco del III Foro de Turismo de Interior de Cuenca Abstracta con la asistencia del presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto; la presidenta de la Asociación Española de Museólogos, Ana Carro, y el presidente de Cuenca Abstracta, José María García.

Prieto ha remarcado que esta acción promocional a nivel internacional viene a complementar el gran esfuerzo que viene realizando la Diputación conquense en los últimos siete años en la rehabilitación y puesta en valor del patrimonio histórico-artístico de la provincia, a lo que ha destinado más de 20 millones de euros en un total de ochenta actuación; eso sí, sin incluir las intervenciones en el patrimonio religioso a través del convenio con el Obispado de Cuenca.

No en vano, tal y como ha subrayado, para este equipo de Gobierno el patrimonio debe de jugar un papel primordial en el futuro de esta provincia y con su recuperación y puesta en valor se busca constituir una red vertebradora en torno al turismo que posicione a Cuenca como destino de primer orden no solo para el turismo cultural, sino también para el turismo de aventura o de la naturaleza. Y es que, según ha recalcado el presidente, Cuenca es tierra de oportunidades y hay que hacer todo lo posible para potenciar todos sus recursos, entre los que destaca su patrimonio, como una manera de intentar dinamizar nuestra economía generando riqueza y empleo en torno a este sector tan importante, como es el turismo, y, de esta manera, no solo afianzar población sino atraer nuevos moradores al territorio.

Revista de Museología

Y, dentro de esta apuesta, la promoción también tiene un protagonismo destacado, que es lo que se busca, según Prieto, con la edición de este número monográfico, del que ha dado cumplida cuenta la presidenta de la Asociación Española de Museólogos, quien no ha dudado en reconocer y agradecer a la Diputación ese especial interés por el patrimonio, llegando a asegurar que no conocer otra Diputación que más se esmere e implique por el patrimonio histórico-artístico de su provincia.

Ana Carro ha explicado que en este número monográfico, cuya portada se ha dedicado al Museo de Arte Abstracto Español, se ha incluido, además de una extensa entrevista al presidente de la Diputación conquense, un repaso exhaustivo por los recursos museísticos de la capital y la provincia, sirviéndose para ello de expertos como Manuel Fontán, director de exposiciones de la Fundación Juan March; Magdalena Barril, directora del Museo Arqueológico de Cuenca; María Fraile, arquitecta y diseñadora de montaje de exposiciones; o docentes de la Universidad de Castilla-La Mancha como José Ignacio Albentosa o Martín Muelas.

En este recorrido, el lector puede conocer desde el Museo de Arte Abstracto, la Fundación Antonio Pérez o el Museo de Cuenca hasta las colecciones y archivos de arte contemporáneo, el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha, el Museo de Arte Contemporáneo Florencio de la Fuente (Huete) y el Museo del Carro (Buendía), pasando por el Museo del Mimbre (Villaconejos de Trabaque), el Museo de Artes Decorativas Navideñas (San Clemente), el Museo Diocesano o el Museo Paleontológico de Cuenca, entre otros.

Pero este número monográfico va más allá y en la sección de Investigación y Experiencias, se aborda la musealización de las ciudades romanas de Segóbriga, Ercávica y Valeria, de la mano del arqueólogo Miguel Ángel Valero, así como el Parque Geológico de la Serranía de Cuenca, un proyecto de la Asociación Cuenca Abstracta. Un repaso por el patrimonio conquense que no deja a un lado el esfuerzo de la Diputación por la recuperación de los bienes culturales con su Centro de Conservación y Restauración, que en los últimos siete años ha experimentado un fuerte impulso acometiendo intervenciones de gran calado.

En definitiva, un número monográfico de esta revista científica en torno a los museos y el patrimonio de Cuenca que, sin lugar a dudas, tal y como espera Prieto, no dejará a nadie indiferente y esperando que genere en el lector esa necesidad irrefrenable de conocer la gran riqueza patrimonial de esta provincia.