Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cuenca a una persona como presunta autora de un delito de apropiación indebida y otro de simulación de delito, después de que fingiera un falso secuestro para camuflar una apropiación indebida de 1.200 euros que la empresa para la que trabaja le había confiado para pagar la reparación de un vehículo.

Las investigaciones comenzaron después de que el pasado 21 de marzo un varón fuera localizado en las inmediaciones del Hospital Recoletas en la parte trasera de una furgoneta, maniatado y amordazado con cinta americana, ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado.

El presunto perjudicado denunció que cuando salía de trabajar en Tarancón con una furgoneta de su empresa, fue retenido por una mujer y dos varones desconocidos que después de golpearle, le maniataron y le tuvieron retenido por espacio de varias horas, dejándole finalmente en Cuenca, habiéndole sido sustraído todo el dinero que portaba consigo.

Las pesquisas de los investigadores permitieron demostrar que el hecho nunca había tenido lugar y que realmente, la «víctima» se había encontrado con una mujer y dos varones a quienes debía dinero, satisfaciendo la deuda contraída y acordando con esas mismas personas que le dejaran en Cuenca de la forma en la que fue localizado.

 
Comparte esta noticia: