La Guardia Civil de Guadalajara ha detenido a siete personas, tres de ellas pertenecientes a un grupo criminal dedicado al robo con violencia, que operaba en la localidades de Cabanillas del Campo, Marchamalo, Villanueva de la Torre, Alovera, Pioz y Meco (Madrid).

Seis de los detenidos en el marco de esta operación, denominada ´Bardelo´, son los supuestos autores de otros tantos delitos de receptación, según ha informado hoy la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha.

El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Azuqueca de Henares investigaba desde el mes de enero a un grupo organizado cuyos integrantes eran los presuntos autores de delitos contra el patrimonio a menores edad, a quienes sustraían generalmente el teléfono móvil, con violencia e intimidación, utilizando armas blancas de grandes dimensiones, como cuchillos jamoneros y navajas.

Estos hechos habían creado gran alarma social en las poblaciones del Corredor del Henares.

El autor de los robos generalmente utilizaba vestimenta oscura y prendas que le cubrían el rostro y una vez conseguido su propósito era recogido en un vehículo y, posteriormente, una tercera persona se encargaba de vender los terminales.

robos1(2)

A través de las investigaciones la Guardia Civil estableció que todos los robos se habían cometido en poblaciones cercanas a Azuqueca de Henares e identificó a los integrantes de la organización y a quienes habían adquirido los terminales.

En los registros realizados en dos domicilios de Azuqueca de Henares, pertenecientes a los miembros del grupo organizado, los agentes se han incautado de gran cantidad de teléfonos móviles que habían sido sustraídos así como de armas blancas y la ropa utilizada.

El responsable de la organización es G.J.C., peruano de 21 años para quien el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Guadalajara ha ordenado el ingreso en prisión, mientras que dos hermanos domiciliados en Azuqueca, J.M.M.V. y D.M.V., de 36 y 33 años, son los presuntos autores de pertenencia a grupo organizado, once robos con violencia y dos delitos de receptación.

Otras cuatro personas también han sido detenidas por delitos de receptación, S.E.Y., D.H.M., V.R.T., J.L.M.C., el primero de ellos marroquí y el resto de nacionalidad española y con edades entre los 20 y los 53 años.

La Guardia Civil no descarta la detención de otras personas implicadas en estos hechos y, además, el esclarecimiento de otros delitos debido al gran número de teléfonos recuperados que actualmente se están estudiando para determinar la titularidad de sus propietarios.

 
Comparte esta noticia: