El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha visitado hoy el cuartel de la Guardia Civil en Horche (Guadalajara), donde se ha interesado por el trabajo realizado por los guardias civiles del puesto, a quienes ha trasladado su felicitación por el trabajo realizado a diario por la seguridad de la zona.

Gregorio, acompañado por el Teniente Coronel de la Guardia Civil en Guadalajara, Pascual Luis Segura, ha destacado “la importancia de esa labor abnegada y callada que realiza día tras día la Guardia Civil, algo que se ve reflejado en las cifras de criminalidad, tanto en Castilla-La Mancha, como en la provincia de Guadalajara”.

En este sentido, el delegado del Gobierno ha recordado que Castilla-La Mancha sigue siendo una de las regiones más seguras de España con un descenso de la criminalidad de un 4,6 %, según las cifras del Balance de Criminalidad correspondiente al cuatro trimestre de 2015, con un índice de criminalidad de 32,5 infracciones penales por cada mil habitantes, 11,2 puntos por debajo de la media nacional.

Gregorio ha señalado que esta tendencia se sucede a su vez en la provincia de Guadalajara, donde las infracciones penales por cada mil habitantes se sitúan en un 35,3% en 2015, con una reducción de un 4,5% de la tasa de criminalidad con respecto al mismo periodo de 2014.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha ha recordado que los robos con fuerza en domicilios en la provincia de Guadalajara han descendido un 15,6%, así como los hurtos un -7,9%, mientras que los robos en el campo han descendido un 31,5% con un total de 85 sustracciones respecto a 2014, cuando se registraron 124.