Denunciado el dueño de un vehículo que convirtió en una discoteca en plena calle Toledo de GuadalajaraLa Policía Local de Guadalajara, por infracción a la ordenanza municipal de convivencia, ha formulado dos denuncias; una al titular de una vivienda de la calle Ingeniero Mariño, por las molestias causadas por el alto volumen de música, y la otra al propietario de un vehículo estacionado en la calle Toledo alrededor del cual se estaba celebrando una fiesta.

Este hecho tuvo lugar ayer domingo, a las 7,30 horas de la mañana en la citada calle. El vehículo estaba dotado con altavoces de gran potencia ubicados en el maletero y los participantes, según señala el parte policial, proferían  gritos y voces a los viandantes.

El propietario del vehículo se negó a ser identificado, por lo que fue trasladado a la Comisaria de la Policía Nacional para proceder a su identificación y denuncia.