El delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha lamentado que la Diputación Provincial de Cuenca vaya a cerrar el viernes Parque Arqueológico de Segóbriga, de cuya gestión se hizo cargo en el año 2013, y ha pedido a su presidente, Benjamín Prieto, que “reflexione”.

Diputacion_provincial_de_cuenca
Diputación Provincial de Cuenca.

Godoy considera que la decisión de la Diputación de Cuenca que renunciar a la gestión de Segóbriga pese a existir un acuerdo vigente es una decisión “puramente política” pues “lo único que ha cambiado en este tiempo es que María Dolores de Cospedal ya no es presidenta de Castilla-La Mancha”.

Sin embargo, afirma que “se está haciendo un daño tremendo a la provincia, y en particular al sector turístico, que está empezando a repuntar según los datos de visitantes y pernoctaciones”. “Ya hemos asumido todos que la Diputación no va a ayudarnos a propiciar el despegue turístico de Cuenca, pero le pedimos que no ponga palos en las ruedas”, ha añadido.

El delegado provincial asegura además que la Diputación de Cuenca “abandona el Parque cuando mejor está funcionando, pues el déficit de explotación en 2015 fue de poco más de 5.000 euros frente a los más de 90.000 euros del año anterior”. Además, ha aumentado el número de visitantes.

Con todo, recuerda que la propia Diputación defendió en su día que el interés público de este yacimiento arqueológico era tan importante que no había que mirar si era autofinanciable, así como el carácter estratégico de este parque para el turismo en la provincia.

 

 
Comparte esta noticia: