De Miguel “Parecía evidente que la neutralidad del Ayuntamiento de Guadalajara fue atacada al colocar la bandera LGTBI en su balcón y que se vulneró el uso de las banderas”
El Grupo Vox valora la sentencia del Tribunal Supremo sobre la utilización de las banderas no oficiales en el exterior de edificios públicos, algo que ya criticó en junio de 2019 “ante la imposición ideológica de la colocación de la bandera LGTBI en el balcón del Ayuntamiento de Guadalajara”

El portavoz del Grupo Municipal de Vox en el Ayuntamiento de Guadalajara, Antonio de Miguel, ha valorado este martes la reciente sentencia del Tribunal Supremo en la que el Alto Tribunal determinaba que no pueden colocarse banderas no oficiales en el exterior de los edificios públicos, como en el caso del balcón del Ayuntamiento de Guadalajara y la colocación de la bandera LGTI, que criticó el Grupo Vox el año pasado.

De Miguel se ha mostrado satisfecho por esta sentencia del Tribunal Supremo, después de que el Grupo Municipal de Vox en el Ayuntamiento de Guadalajara denunciara, precisamente hace un año, en junio de 2019, a través de un comunicado y de un ruego en el Pleno, “la imposición ideológica de la colocación de la bandera LGTBI en el balcón del Ayuntamiento de Guadalajara”, exigiendo al alcalde de Guadalajara, el socialista Alberto Rojo, “que no se utilizase el balcón del Ayuntamiento para promoción y apoyo de colectivos particulares, y que no se invirtiera dinero de las arcas públicas para apoyar esta celebración particular”.

La sentencia del Tribunal Supremo explica que “no resulta compatible con el marco constitucional y legal vigente, y, en particular, con el deber de objetividad y neutralidad de las administraciones públicas, la utilización, incluso ocasional, de banderas no oficiales en el exterior de los edificios y espacios públicos, aun cuando las mismas no sustituyan, sino que concurran, con la bandera de España y las demás banderas legal o estatutariamente instituidas”.

“Estaremos pendientes para que la Ley se cumpla en nuestra ciudad”

“Parecía evidente que la objetividad y neutralidad del Ayuntamiento de Guadalajara fue atacada en ese momento al colocar la bandera LGTBI en su balcón con motivo de los actos del ‘orgullo gay’ y que se vulneró entonces el uso de las banderas”, explica Antonio de Miguel.

El portavoz del Grupo Vox subraya que “la bandera constituye uno de los principales símbolos de una nación, comunidad, provincia y municipio. Debe de formar parte de la simbología de nuestra capital y no debe de rendirse a conveniencias ideológicas ni, por supuesto, a conveniencias partidistas”.

En su reciente sentencia, el Tribunal Supremo recuerda, además, que la administración, incluyendo la municipal, ha de respetar el ordenamiento jurídico, por lo que el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Guadalajara, Antonio de Miguel ha concretado que “desde este Grupo Municipal estaremos muy pendientes para que la Ley se cumpla en nuestra ciudad”.

 
Comparte esta noticia: