Farinato Race, el circuito nacional de referencia de carreras de obstáculos, ha acogido una cita muy especial en Cuenca, el campeonato del mundo de la modalidad. Además, varios centenares de deportistas ávidos de emoción y enamorados de los retos se han acercado también a la ciudad conquense para disfrutar de esta experiencia única.

Cuenca y el barro coronan a Damián Espasandín y Paula Esteiro campeones del mundo de Farinato RaceBarro, tierra, cuestas y mucha emoción es lo que se han encontrado los participantes en su particular lucha para superar los numerosos obstáculos del circuito. ‘Monkey escalera’, ‘La tortura de los franceses’ o ‘El fuego de Wellington’ son solo algunos de los nombres de los obstáculos que todos los deportistas tienen que superar para llegar a meta y convertirse en auténticos ‘farinatos’.

“Es el primer campeonato del mundo Farinato que destaca por la dureza, con un desnivel acumulado de 1.300 metros positivos en la carrera de 20 y de 2.600 en la de 42. Además, la carrera ha tenido barro con muchas trincheras y alambradas infinitas con lodo en el entorno natural”, confiesa Rubén Morán, organizador del circuito Farinato Race.

Participación de elite

La organización no hace distinciones entre el primero y el último, y por ese motivo todos los que pegan el salto final sobre el fuego de la meta reciben su medalla ‘finisher’.

Aún así, la competencia entre los deportistas de elite ha sido feroz, puesto que en juego estaba el honor de ostentar el título de campeón del mundo Farinato en 2019.

De momento, tras las tres pruebas disputadas en Gijón, Mérida e Intu Xanadú (Arroyomolinos, Madrid), la clasificación general la lideraban en categoría masculina Israel Ferrero (510 puntos) seguido de Damián Espasandín (490) y Manuel Romero (270). En la femenina la primera era Conchi Fernández (320) y por detrás acechando Paula Esteiro (300) y Miriam Araujo (280).

Sin embargo, en Cuenca todo podía pasar y así ha sido. En juego, el billete para el OCRWC, el Campeonato del Mundo de Carreras de Obstáculos que se celebrará en Londres el próximo mes de octubre y que se han llevado Damián Espasandín y Paula Esteiro. En la clasificación masculina, por detrás, Nolo Romero y Daniel Osma, y en la femenina Conchi Fernández y Miriam Araujo.

Impacto económico

La organización estima que, entre las tres distancias (42, 20 y 7 km), más de mil ‘farinatos’ han acudido a Cuenca este fin de semana a desafiar sus límites en esta carrera tan especial.

Alrededor del 60% de los participantes son de fuera de Cuenca, la participación femenina ronda el 42% y el impacto económico que se maneja para la ciudad es de entre 250 y 300.000 euros.

La carrera cuenta con el apoyo del ayuntamiento de Cuenca y de Liberbank, patrocinador principal.