El Ayuntamiento de Cuenca retirará en breve los ´candados del amor´ enganchados en el puente de San Pablo de la ciudad, frente a las Casas Colgadas, y los llevará al punto limpio para reciclarlos.

Así lo recoge El Digital de Castilla-La Mancha añadiendo que el concejal de Servicios a la ciudad, Pedro José García Hidalgo, cuenca1(113)ha explicado que de estas tareas se encargará la Brigada de Intervención Rápida del Consistorio.

Según el edil, la retirada de todos los candados, que se cuentan por varios cientos de todos los tamaños y colores, se llevará a cabo próximamente y ha recordado que hace dos años los bomberos municipales también retiraron varias decenas.

El puente, de 60 metros de altura y con más de un siglo de historia, está en torno a las hoces de la ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad, y recibió la moda de los ´candados del amor´ hace unos años.

Llamamiento

«Hago un llamamiento a estas personas enamoradas a que expresen su amor de otra manera y no afeen esta zona Patrimonio de la Humanidad», ha agregado el también concejal de Seguridad.

Una vez retirados se depositarán durante un tiempo en los almacenes municipales «por si alguien quiere recuperarlos», para después llevarlos al punto limpio y reciclarlos.

 
Comparte esta noticia: