Vídeo del Jueves Santo

No salió a la calle la procesión de Paz y Caridad por culpa de la lluvia pero, eso, no impidió que los fieles llenaran la iglesia de la Virgen de la Luz para asistir a los oficios y, de paso, para mirar a sus imágenes así, tan de cerca, mientras de boca en boca se escuchaba el mismo lamento: qué pena.