Cs Cuenca recuerda a la Junta que lo que tiene que hacer en la segunda fase del CEIP La Paz y no ceder el uso del edificio al Ayuntamiento
La portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Cuenca, María Jesús Amores, se pregunta si el gobierno de García-Page ha renunciado a hacer la segunda fase del colegio, que preveía la construcción de las pistas deportivas y un pabellón cubierto en la zona que actualmente ocupa el viejo edificio

El Grupo Municipal Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cuenca ha recordado al Gobierno regional que lo que tiene que hacer es acometer sin más dilación la segunda fase del CEIP La Paz, y no ceder el uso del antiguo edificio al Consistorio para que a su vez lo ceda a colectivos.

Para la portavoz de la formación naranja, María Jesús Amores, la propuesta de la Dirección Provincial de Educación, Cultura y Deporte “parece una estrategia del Gobierno de Emiliano García-Page para desviar la atención del asunto principal y eludir el compromiso de la Consejería de completar las obras del centro”. En este sentido, ha expuesto que el propio AMPA del colegio ya reclamó en abril de este año la culminación del proyecto en una nota de prensa en la que al mismo tiempo denunciaba el mal estado de las instalaciones.

Amores ha recordado que, tras la inauguración del nuevo centro en 2014, quedó pendiente la segunda fase de las obras, bajo la cual estaba previsto el derribo del antiguo edificio y la construcción de las pistas deportivas y un pabellón cubierto. “Si ahora la Junta renuncia a llevar a cabo esta fase, y encima cede el edificio, cómo piensa cubrir las necesidades de espacio de alumnos y profesores, que ya cuentan con un diminuto patio de recreo”, ha sentenciado.

La portavoz de Cs ha señalado que la propuesta de cesión del edificio por parte del Gobierno regional lleva implícito su renuncia a derribarlo a corto plazo para terminar el proyecto tal cual estaba previsto. Y, por otro lado, entiende como una contradicción que ahora se ceda el uso de un espacio en mal estado para que los utilicen asociaciones, a las que posteriormente se las volverá a perjudicar cuando haya que desalojarlas para terminar el centro.