Cs Cuenca pide a los responsables de la Junta y el Ayuntamiento “que dinamicen” la firma del convenio para el ascensor de Ronda
Los concejales del Grupo Municipal Ciudadanos quieren que el acuerdo quede cerrado esta legislatura y vincule la actuación de los órganos de gobierno que se constituyan tras las elecciones

Los concejales del Grupo Municipal Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cuenca han instado a los responsables del Ayuntamiento y la Junta de Comunidades a “dinamizar” la firma del convenio para la construcción del ascensor ‘Zobel’, en el entorno de la plaza de Ronda, “con el fin de que el acuerdo quede cerrado esta legislatura y vincule la actuación de los equipos de Gobierno que se constituyan tras las elecciones municipales y autonómicas de 2019”.

La portavoz de la formación naranja, María Jesús Amores, ha subrayado que “nunca antes se había estado tan cerca de hacer realidad la mejora de la accesibilidad en el Casco Antiguo”, por lo que ha pedido a las partes “celeridad” en las actuaciones que a cada una competa.

Así, y una vez remitido el convenio de colaboración al Consistorio, Amores ha instado al Gobierno regional a remitir a los técnicos municipales “cuanto antes” la documentación que requieren para elaborar los informes técnicos preceptivos. En este sentido, ha señalado que falta, por ejemplo, que se concreten las parcelas afectadas, con el fin de determinar si son de titularidad pública o privada, por si fuere necesario llevar a cabo un procedimiento de expropiación.

Por otro lado, la portavoz de Cs ha instado al equipo de Gobierno del Consistorio a supervisar los plazos que tienen los técnicos para informar y, una vez cumplimentados, a que proceda “sin dilación” a la firma del convenio, tal y como se comprometió Mariscal en los acuerdos suscritos con Cs para que la formación naranja apoyara los presupuestos de 2018.

Amores ha instado además al primer edil a elevar al Pleno del Ayuntamiento el acuerdo para solicitar formalmente al Consorcio Ciudad de Cuenca la subvención del 20% del proyecto, una vez su Comisión Ejecutiva ha dado el visto bueno a la financiación.

Los responsables socialistas de la Junta de Comunidades y ‘populares’ del Ayuntamiento tienen una ocasión de oro para demostrar que el interés de la ciudadanía está por encima del de sus partidos y no convertir el proyecto de los ascensores en otro motivo de enfrentamiento como lo está siendo, por ejemplo, la cesión del colegio Astrana Marín para la construcción de un centro de día en el barrio de San José Obrero. Los políticos estamos aquí para solucionar los problemas de los ciudadanos y no para crearlos o dilatarlos”, ha sentenciado Amores.