Consternación en Cabanillas por la repentina muerte de Arturo Rodríguez, coordinador de la emisora municipal
Filólogo hispánico de formación, conducía en Onda Cabanillas el programa de Literatura “Pluma de Ganso”, y había sido elegido recientemente coordinador de la radio

Ha causado gran consternación en Cabanillas del Campo el fallecimiento, este domingo 21 de abril, de Arturo Rodríguez Sánchez-Reboto, colaborador de la radio municipal Onda Cabanillas, y desde hace unos pocos días, coordinador de la emisora.

Arturo Rodríguez, de 56 años, era licenciado en Filología Hispánica, y en las últimas temporadas había conducido en la emisora municipal de Cabanillas un fantástico programa sobre Literatura, “Pluma de Ganso”, en el que hacía un prolijo repaso a lo mejor de las letras españolas, en las que era todo un experto. Además de su programa, desde hacía unas pocas semanas Arturo había sido elegido por los voluntarios de la emisora municipal coordinador de la misma, en sustitución de Rosa María García Ruiz, quien había dejado la responsabilidad tras dos años ejerciéndola.

El pasado miércoles Arturo Rodríguez sufrió un derrame cerebral y un infarto mientras dormía, y tras unos días ingresado en estado crítico, este domingo se producía el fatal desenlace de su fallecimiento. Persona muy querida en la localidad, deja mujer (la también muy conocida vecina Pilar López, librera), así como tres hijos y una pequeña nieta. Su funeral será este martes 23 de abril, a las 10:30 horas, en la Iglesia de San Pedro y San Pablo de la localidad.

En el ámbito profesional, Rodríguez Sánchez-Reboto desarrolló casi toda su vida en la empresa Telefónica, en distintas tareas comerciales y de gestión de negocio. También trabajó en la consultora Global Market Business. Además de esto, y más relacionado con su formación académica, era profesor-colaborador de la Universidad Alfonso X El Sabio. Asimismo, Arturo Rodríguez era un activo colaborador de la Fundación Padre Garralda “Horizontes Abiertos”, ONG dedicada a la integración social de personas necesitadas, como reclusos en proceso de reinserción, drogodependientes o familias en riesgo de exclusión social.

“Hemos perdido a una gran persona. Un hombre muy brillante, que nos deja demasiado pronto. Le recordaremos con afecto y admiración por ser un ejemplo”, ha destacado el alcalde de Cabanillas, José García Salinas, quien ha trasladado personalmente y en nombre de la corporación el pésame a la familia.