Este jueves se ha presentado en el Ayuntamiento de Cuenca el nuevo proyecto audiovisual del arqueólogo conquense Santiago David Domínguez. El alcalde de la ciudad, Ángel Mariscal, junto a Santiago David Domínguez-Solera y Dorian Sanz han presentado el argumento y las fechas de grabación del documental que realizarán en Groenlandia y estudiará el modo de vida de los pueblos cazadores-recolectores que habitan en ella. Mariscal ha destacado la importancia del proyecto y la colaboración del Consistorio conquense a través de la Concejalía de Cultura y Turismo.

 El conquense Santiago Dominguez explorará la vida de los cazadores-recolectores en Groenlandia
El proyecto ayudará a interpretar adecuadamente los yacimientos neolíticos en zonas cercanas a la capital

Existen intensos trabajos arqueológicos de Domínguez en las inmediaciones de la capital, tanto en las hoces del Júcar o del Huécar, como en la Hoz de Valdecabras, que demuestran la trayectoria histórica del entorno conquense. El alcalde ha agradecido a los responsables su futura labor como ‘embajadores’ de Cuenca, entregándoles una carta para difundir el nombre de la ciudad.

Por su parte, Santiago Domínguez ha indicado la importancia de este trabajo para ‘documentar a los últimos cazadores-recolectores del mundo’, vinculados íntimamente con los que hace miles de años vivieron en las hoces conquenses. El arqueólogo también ha destacado las importantes investigaciones que, como la suya, han sido elaboradas por los propios conquenses ‘desde Cuenca’, ya que, como ha señalado ‘se pueden hacer cosas internacionales e importantes’. Desde un punto de vista más técnico, Dorian Sanz ha hecho hincapié en la calidad del material con el que se grabará el documental, ‘digno de televisiones mucho más grandes’.

Dorian Sanz será el encargado de fotografía y su entiende principal es la de “transmitir a la gente sensaciones de los sitios en los que vamos a grabar”. Su objetivo es hipnotizar a las personas que en el futuro visualicen el documental y “queden perplejos al observar glaciales, fiordos y el mismo cielo azul”. Aunque se trata de un deocumental de bajo presupuesto, Sanz asegura que tendrán a su disposición las mejores cámaras 4k del momento y será “digno de televisiones mucho más grandes”.

La grabación de este documental, que comenzará el próximo mes de agosto, se enmarca dentro de un proyecto de investigación mucho más amplio, donde Domínguez analiza y estudia una forma de vida casi extinta, la de los cazadores-recolectores de todo el mundo. Un proyecto íntimamente relacionado con Cuenca, ya que el principal objetivo de este trabajo es poder interpretar adecuadamente los yacimientos en los que ha trabajado en zonas cercanas a la capital, en los que la vida nómada, basada en la caza de animales y la recolección de plantas eran el día a día.