Fomentar el intercambio de conocimientos en el ámbito de la teledetección ambiental es el objetivo del curso de verano ‘Retos y experiencias en teledetección ambiental: satélites, drones y fototrampeo’, el primero de esta edición que la Universidad de Castilla-La Mancha celebra en formato presencial y que se desarrolla en el Campus de Ciudad Real. Durante dos jornadas, especialistas analizarán distintas técnicas de fotointerpretación en diferentes ámbitos del medio ambiente.

Ciudad Real acoge el primer curso de verano presencial de la UCLM de esta edición, centrado en la teledetección ambiental
Tiene lugar los días 9 y 10 de septiembre en la Facultad de Letras

El Campus de Ciudad Real acoge desde hoy miércoles, 9 de septiembre, y hasta mañana, en la Facultad de Letras, el primer curso de esta edición de los Cursos de Verano 2020 de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) que se celebra de manera presencial.

‘Retos y experiencias en teledetección ambiental: satélites, drones y fototrampeo’ centrará un foro de debate y de encuentro con el objetivo de fomentar el intercambio de conocimientos en el ámbito de la teledetección ambiental abordando para ello los retos a los que se enfrentan las distintas técnicas de percepción remota en diferentes ámbitos según los distintos medios de captación de datos (satélites, drones y cámaras de fototrampeo).

Inaugurado por Ángel Raúl Ruiz Pulpón y Rafael Ubaldo Gosálvez, directores del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio y del curso, respectivamente, cuenta con especialistas que permitirán abordar el análisis de distintas técnicas de fotointerpretación (imágenes de satélite, fotos obtenidas con drones y por cámaras de fototrampeo) en diferentes ámbitos del medio ambiente; desde la gestión territorial hasta la aplicación en el aula, pasando por el estudio de la vegetación y de la fauna.

Durante su inauguración, Gosálvez ha subrayado que la teledetección puede aportar una información muy valiosa para el control, seguimiento y gestión del medio ambiente y de los problemas que le afectan en el siglo XXI. Asimismo, ha destacado su alta periodicidad temporal, que facilita el seguimiento de aquellas variables ambientales sometidas a una intensa dinámica; la posibilidad de obtener información de grandes superficies de territorio en poco tiempo, de tal manera que extensas regiones pueden ser muestreadas en su totalidad en pocos días; y el suministro de imágenes de mayor resolución espacial, que permite el desarrollo de aplicaciones más próximas a la gestión y toma de decisiones a diversas escalas de trabajo.

En este sentido, ha apostillado que el interés de la teledetección reside en su transversalidad y en el apoyo mediante datos que ofrecen a un gran abanico de campos como la geografía, la ecología, la agricultura, la meteorología… No en vano, las aplicaciones de la teledetección son muy amplias dentro del medio ambiente o de la teledetección ambiental.

‘Retos y experiencias en teledetección ambiental: satélites, drones y fototrampeo’, con 16 alumnos matriculados, está destinado a estudiantes y profesionales, así como a personas interesadas en la teledetección procedentes de cualquier disciplina o área relacionada con la gestión del territorio y el medio ambiente o el ámbito educativo y que requieran una aproximación inicial.

 
Comparte esta noticia: