Cincuenta años repartiendo sonrisas en la Cabalgata de SacedónDespués de una noche muy ajetreada por todo el mundo, S.S.M.M. de Oriente se toman su tiempo para repartir los regalos a todos los niños del pueblo la mañana del día 6, casa por casa, familia por familia. Un detalle por parte de los Magos de Oriente, que dejan a un lado sus artes mágicas para trabajar al estilo tradicional

La noche del cinco, Melchor, Gaspar y Baltasar visitan la residencia de mayores y entregan sus regalos a los residentes. Después, visitan la pedanía de Córcoles y entregan sus regalos a los niños de allí. Finalmente, vuelven a Sacedon, saludan a los niños y cenan con los mayores en el local de la asociación. De allí, ya salen hacia el portal mágico que les permite repartir sus regalos por todo el mundo en tan breve espacio de tiempo. Timey Wimey que dirían los británicos.

A la mañana siguiente, ya un poquito más relajados, cierran la jornada haciendo lo propio y en directo con los niños de Sacedón. Y lo hacen desde hace, al menos que se sepa, cincuenta años. Una peculiaridad única en la provincia y en la región, que provoca que cada año los niños guarden un recuerdo imborrable de su infancia con el que poder disfrutar de adultos.

“En Sacedón lo vemos ya como algo absolutamente normal y eso que hay años que incluso se han estado cuatro horas repartiendo los regalos, de casa en casa por todo el pueblo”, recuerda el alcalde, Francisco Pérez Torrecilla. “Pero merece la pena, la cara de alegría y de ilusión que se les queda a todos los niños, merece mucho la pena”.

Para celebrarlo, algunos vecinos han mandado sus fotos antiguas, que se publicarán en la web municipal y en el Ayuntamiento, en el espacio habilitado para S.S.M.M., para que así puedan recordar los viejos tiempos.