CETM-Guadalajara secunda el cese de actividad del sector convocado para los días 27 y 28 de julio
Considerado un sector esencial para la economía del país, reclaman más apoyo en el momento actual

La Asociación provincial de empresarios de transportes de Guadalajara (CETM-Guadalajara), integrada en CEOE-CEPYME Guadalajara, se va a sumar al cese de actividad del sector convocado, a nivel nacional, para los próximos 27 y 28 de julio, para reclamar al gobierno el abandono que viene sufriendo el sector del transporte por carretera y que se ha visto acrecentado por la crisis generada por el COVID-19.

Tras varias reuniones entre la Confederación Española de Organizaciones Empresariales de Transporte por Carretera (CONETRANS) y el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, no se ha llegado a ningún acuerdo entre las partes, por lo que la convocatoria de cese de actividad se llevará a cabo.

El sector del transporte lleva muchos años sufriendo condiciones laborales precarias y una denostación de su sector. Mientras que, durante la crisis sanitaria del COVID-19, ha demostrado su profesionalidad siendo un servicio esencial que ha contribuido a garantizar la cadena de suministro y el desarrollo de la economía nacional en general y de la provincia de Guadalajara, en particular. A pesar de ello, las autoridades siguen sin atender sus reivindicaciones, algunas históricas, para levantar un sector que, ya venía acarreando retrasos en sus pagos, precios muy altos y muchos gastos. Aspectos que se han acrecentado en los últimos meses debido a la pandemia.

Así, tanto desde CONETRANS como desde CETM-Guadalajara, bajo el lema #CargadoDeRazones, reclaman que se tenga en cuenta cinco medidas fundamentales para la supervivencia de centenares de empresas y miles de puestos de trabajo.

  1. Que se mantengan las masas y dimensiones de los vehículos. Si están cambian, obligarían a todas las empresas a cambiar de camiones, con el consecuente coste.
  2. Que no se aumente el coste por el uso de las infraestructuras (pago de peajes) y, si es posible, que este pago, sea bonificado.
  3. Que se pague a la empresa transportista a 30 días, y no a 60, 90 o más como sucede en la actualidad, soportado en una garantía de pago.
  4. Que el transportista no tenga que cargarse, descargarse o realizar intercambios de pallet en sus servicios, al igual que la eliminación total en los tiempos de espera para la realización de estos servicios. Las empresas receptoras tienen personal cualificado para tal efecto, lo que evitaría, en estos momentos situaciones de riesgo por contactos innecesarios.
  5. Una armonización fiscal. Eliminación de los módulos y que entraría en vigor el 1 de enero de 2022.

Desde el sector del transporte de Guadalajara, avalados por la Patronal nacional, consideran que, si en estos momentos, se modificaran estos cinco puntos, las empresas podrían continuar con su trabajo, esencial para la economía, y no verse abocados al cierre.

El Gobierno y las instituciones deben ser conscientes de la problemática que existe y plantear de una vez por todas soluciones apropiadas y reales que ayuden a los transportistas a seguir adelante. Mas que nunca necesitamos el apoyo de los ciudadanos, sería el mejor aplauso dedicado a nuestros transportistas.

No podemos dejar que el transporte de mercancías por carretera muera y, si no se llega a un acuerdo que resuelva en gran medida los principales problemas del sector, los transportistas de CONETRANS-CETM secundarán el paro previsto. Somos un sector esencial para la economía del país.

 
Comparte esta noticia: