CEOE CEPYME Cuenca considera imprescindible conservar el tejido productivo existente con el fin de recuperar la economía, pues sería inviable recobrar este pulso sin empresas.

CEOE-Cepyme Cuenca considera imprescindible conservar el tejido productivo para recuperar la economía
La Confederación de Empresarios de Cuenca indica que medidas como los ERTES o avales públicos están funcionando y deben adaptarse a la evolución de cada sector como ya concluyó CEOE.

La Confederación de Empresarios de Cuenca establece que hay medidas que están funcionando como los vales públicos o los ERTES y deberían adaptarse a la evolución de cada sector.

En este punto coincide la organización provincial con CEOE que establece la necesidad de conservar empresas y autónomos en su decálogo de conclusiones de la cumbre ‘Empresas Españolas: Liderando el futuro’.

Siguiendo esta línea también se requiere la reindustrialización para generar empleo de calidad y mejor remunerado, estableciendo como objetivo que la industria llegue el 20% del PIB, en línea con los trabajos establecidos desde el programa Invierte en Cuenca de la Confederación Provincial de Empresarios.

Otras prioridades

Otras prioridades que establece CEOE y que comparte CEOE CEPYME Cuenca son la de generar confianza a través de la seguridad jurídica para no espantar inversiones, así como tomar las distintas decisiones a través del consenso y diálogo social, que está demostrado que son las mejores medidas para salir de la crisis.

Del mismo modo, se solicita un marco regulatorio más flexible y adaptado a los cambios de la economía española, dando mayor vuelo a aspectos como la innovación y la digitalización del tejido productivo, sobre todo en la pequeña y mediana empresa y la administración pública.

La colaboración público-privada es otro punto que defiende CEOE como manera de mejorar la eficiencia y calidad de la prestación de los servicios públicos.

Todas esas apuestas deben estar incluidas en un contexto de estabilidad presupuestaria, disponiendo de gasto público para salir de la crisis a corto plazo, pero luego volver a la senda de no gastar por encima de las posibilidades, evitando subidas impositivas en momentos de crisis.

 
Comparte esta noticia: