El ministro de Justicia en funciones y diputado por Cuenca, Rafael Catalá, se ha comprometido a proponer un Proyecto de Ley que reforme la Ley 42/2007  y que la carpa y la trucha arco iris dejen de ser consideradas especies invasoras.

Catalá, en un programa de 13Tv y preguntado por el periodista alcarreño Antonio Pérez Henares, se comprometió asimismo a asesorarse para terminar con paradojas como estas donde especies que llevan miles de año en la Península Ibérica sean consideras exóticas.

El pasado domingo se dieron cita en Madrid pescadores y cazadores de toda Castilla-La Mancha acudiendo más de dos mil personas de las provincias de Cuenca y Guadalajara denunciado así que con la Ley 42/2007  quedarían anulados todos los cotos intensivos de pesca de España, más de 100, así como el cierre de todas las piscifactorías de trucha arco iris y de carpa que suman en torno a 120 plantas así como el descalabro laboral que supondría más de 10.000 puestos de trabajo y unas pérdidas de más de 3.000.000.000 de euros.