El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha presidido una nueva reunión del Centro de Coordinación Regional (CECOR) para el seguimiento de las actuaciones en la lucha contra el COVID-19.

Castilla-La Mancha registra 88 detenciones por Policía Nacional y Guardia Civil desde el 14 de marzo por incumplir el estado de alarma
Tierraseca preside una nueva reunión del Centro de Coordinación Regional para hacer seguimiento de las medidas frente al COVID-19

En este nuevo encuentro, Tierraseca ha puesto de relieve una vez más “la buena coordinación entre todas las administraciones”, la “colaboración continua” que se está evidenciando durante toda esta “complicada crisis sanitaria” y el “alto grado de cumplimiento, por parte de la ciudadanía”, de las medidas de confinamiento que recoge el RD 463/2020 por el que se decretó el estado de alarma por parte del Gobierno de España. Una actuación ciudadana “responsable”, ha subrayado Tierraseca, que ha asegurado que “no estamos encontrando graves problemas en el conjunto de la región en el cumplimiento de las medidas recogidas en el estado de alarma, la ciudadanía está respondiendo bien y el sector empresarial también”, por lo que ha considerado que “gracias a ello se está cumpliendo el objetivo”.

Una actuación ciudadana “responsable” que queda patente en los datos de propuestas de sanción y denuncias tramitados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en todo este periodo y que el delegado del Gobierno ha analizado con los participantes en el CECOR.

Así, desde el pasado 14 de marzo y hasta la fecha, Policía Nacional y Guardia Civil han tramitado en Castilla-La Mancha más de 6.000 infracciones y tan sólo 56 detenciones, cifras que ponen de manifiesto “la enorme concienciación de la ciudadanía” con las medidas.

En concreto, y por provincias, de las 6.213 propuestas de sanción tramitadas en estas dos semanas en la comunidad autónoma (1.930 de ellas por Policía Nacional y 4.283 por Guardia Civil), 1.030 se han realizado en Albacete; 1.867 en Ciudad Real; 569 en Cuenca; 669 en Guadalajara; y 2.078 se han incoado en la provincia de Toledo.

En cuanto a la distribución de las detenciones, de las 56 computadas en Castilla-La Mancha por Policía Nacional y Guarda Civil, se han registrado 7 en Albacete (5 de Policía Nacional y 2 de Guardia Civil); 16 en Ciudad Real (6 de Policía Nacional y 10 de Guardia Civil); 3 en Cuenca (1 de Policía Nacional y 2 de Guardia Civil); 9 en Guadalajara (8 de Policía Nacional y 1 de Guardia Civil) y 21 en Toledo (7 Policía Nacional y 14 Guardia Civil).

Apoyo de las Fuerzas Armadas

De la misma manera, Francisco Tierraseca ha valorado “la gran coordinación que se está produciendo a nivel policial, con trabajo conjunto entre Policía Nacional, Guardia Civil, policías locales y Fuerzas Armadas” y que se refleja en que “unos 9.500 efectivos han participado ya en estos 15 días tanto en el control del cumplimiento de las medidas como en labores específicas de desinfección de instalaciones en las cinco provincias”.

El delegado del Gobierno en esta región también ha puesto de relieve el apoyo prestado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en Castilla-La Mancha por las Fuerzas Armadas Españolas, a quienes ha agradecido “su labor y su  presencia en numerosas localidades de toda la comunidad autónoma”. Así, ha resaltado Tierraseca en la reunión del CECOR, desde la entrada en vigor del RD por el que se declaró el estado de alarma, hasta 7 unidades del Ejército han apoyado a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad en el desarrollo de las medidas de control y contención promulgadas por el Gobierno. En concreto, en las provincias castellano-manchegas se han desplegado efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (BIEM I), Brigada Paracaidistas de Madrid y Murcia (BRIPAC VI), Brigada Mecanizada de Infantería de Córdoba, Agrupación del Ejército del Aire de Cuatro Vientos, Legión de Almería y Batallón de Helicópteros de Almagro.

En torno a un millar de efectivos han pasado ya por 96 municipios de toda la región en los 15 días en los que se mantiene vigente el estado de alarma, dentro de las misiones reflejadas en la Operación Balmis, entre las que destacan ejercicios de vigilancia y control del cumplimento de las medidas en núcleos de población, el apoyo a las funciones que se le han encomendado a Guardia Civil y Policía Nacional, el control de infraestructuras críticas y desinfección de las mismas y, mayoritariamente, desinfección de residencias de mayores. De forma permanente, se asegura el control exterior de la central nuclear de Trillo.

El total de jornadas de trabajo realizadas en Castilla-La Mancha asciende a las 60, pese a que normalmente las unidades militares permanecen tan sólo una jornada en el municipio de destino. Sólo en algunos casos se han alargado como consecuencia de la complejidad de las labores a realizar o por el número de infraestructuras a tratar.

Tierraseca también ha agradecido el trabajo que está realizando en las últimas jornadas el GEACAM, “que ha aportado 400 profesionales”, a los que hay que sumar otros 180 agentes medioambientales, y que ha permitido llegar ya a 200 municipios de la región, principalmente para el desarrollo de tareas de desinfección. Un agradecimiento que ha hecho extensivo a las Consejerías de Sanidad y de Bienestar Social y al 112, que “están superando una presión asistencial sin precedentes”.

A esa nueva reunión del CECOR han asistido también el subdelegado del Gobierno de España en Toledo, el jefe de la Unidad de Protección Civil en Castilla-La Mancha, el consejero de Desarrollo Sostenible de la JCCM, los directores generales de Salud Pública y Protección Ciudadana de la JCCM, la viceconsejera de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia de la JCCM, así como el teniente coronel de Operaciones de la Zona de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha y el jefe superior de Policía Nacional en Castilla-La Mancha.

 
Comparte esta noticia: