La aportación realizada por el Gobierno de España a la Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia en Castilla-La Mancha en 2015 será de un “irrisorio” 17%, cuando debiera ser del 50%. Así lo ha subrayado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, en su respuesta a una pregunta oral formulada hoy en la sesión de las Cortes de Castilla-La Mancha.

 
Comparte esta noticia: