El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha mostrado su compromiso con el olivar de bajo rendimiento, y ha afirmado que “Castilla-La Mancha va a defender una diferenciación clara entre el olivar bajo rendimiento y superintensivo o intensivo” en la nueva PAC, propuesta que ha sido ya trasladada al propio ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, para que se cuente con una ayuda específica acoplada. Este será uno de los temas que la región lleve a la reunión del Consejo Consultivo del próximo 23 de julio en Madrid.

Castilla-La Mancha muestra su compromiso con el olivar de bajo rendimiento para que tenga garantizado su futuro en la región y en España
El consejero ha incidido en la importancia, además, de la integración comercial en el sector del aceite de oliva, y el esfuerzo realizado por el Gobierno regional para que se pueda competir mejor en los mercados nacionales e internacionales.

Así lo ha trasladado esta mañana en Toledo, durante su intervención en la entrega de los Premios Cornicabra 2020, galardones que cumplen su XVIII edición y que,organizados por la Fundación Consejo Regulador de la Denominación de Origen ‘Montes de Toledo’ y patrocinado por la Fundación Eurocajarural y la empresa Pieralisi, destaca a los mejores aceites de oliva virgen extra producidos en la pasada campaña con la variedad cornicabra.

Y es que, si no existe un apoyo “especial” de las administraciones, ha señalado el consejero, es posible que este olivar no pueda subsistir, porque es “difícil” que compita con los otros modelos de producción. Por ello, en las negociaciones que están abiertas, espera poder contar con buenas noticias y ha trasladado su “absoluto compromiso” en su defensa para conseguirlo.

Integración comercial y apuesta por las figuras de calidad, fundamentales

Arroyo ha incidido, también, en la importancia, además, de la integración comercial en el sector del aceite de oliva, y el esfuerzo realizado por el Gobierno regional para promoverlas con el objetivo de que empresas y cooperativas puedan competir mejor en los mercados nacionales e internacionales, y para eso “hay que ser grandes”, para “defender el producto de sus dueños”: los agricultores.

También, a resaltar, la apuesta por las figuras de calidad, a las que se apoya desde el Ejecutivo castellano-manchego, y ha incidido en que esta denominación de origen de aceite, Montes de Toledo, que se diferencia de las demás porque solo produce su aceite con la cornicabra, variedad con sabores intensos frutados y donde se equilibra el amargo y picante y la hace diferente ante el consumidor.

Junto al consejero de Agricultura, han estado en la mesa el presidente de Eurocajarural, Javier López Martín, quien ha resaltado la calidad de este aceite de oliva virgen extra y, el presidente de la Fundación de la DOP, Andrés Gómez Mora, quien ha agradecido a la Consejería que haya tenido “siempre las puertas abiertas”.

Triplete de la cooperativa Tesoro de Guarrazar

Arroyo ha sido el encargado de entregar el premio al mejor aceite a la cooperativa Tesoro de Guarrazar, de Guadamur (Toledo), cuyo responsable de elaboración, Alberto Villanueva, también ha sido reconocido con el premio Maestro Molinero, una cooperativa que se ha llevado también el mejor premio al aceite de producción ecológica. Es la segunda vez que ambos reciben este galardón, tras el obtenido en 2012. El aceite de oliva virgen extra de esta Sociedad Cooperativa cuenta en su medalleros con varios galardones más, como la Medalla de Bronce en los premios Gran Selección y con varios accésit en los Cornicabra.

En esta XVIII edición de los Premios Cornicabra de la Fundación Consejo Regulador de la Denominación de Origen ‘Montes de Toledo’, una de las cuatro denominaciones en aceite de nuestra región, también han sido reconocidos, con un accésit, la empresa Aceites García de la Cruz, SL, de Madridejos (Toledo), que exporta sus productos a más de 40 países y AlAlma del Olivo, de La Guardia (Toledo), una empresa familiar que se dedica a la elaboración y comercialización de aceite ecológico.

Arroyo ha reconocido a todos ellos su trabajo porque “detrás de vuestras botellas va el nombre de Castilla-La Mancha”, destacando a la cooperativa Tesoro de Guarrazar porque el tejido cooperativo es muy importante en Castilla-La Mancha y “sois esenciales en el tejido productivo” de una región que cuenta con casi 450.000 hectáreas de olivar, 83.000 propietarios y 259 almazaras.

El jurado encargado de otorgar estos galardones que este viernes se han entregado en la sede de Eurocajarural está compuesto por un panel de catadores integrado por 20 personas y es de los más prestigiosos de nuestro país. Se trata de uno de los pocos paneles de cata acreditados por ENAC para aceites de oliva en España y el único en Castilla-La Mancha.

 
Comparte esta noticia: