El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha confirmado este lunes que Castilla-La Mancha cerrará el 2015 con un déficit de entre 1,5% y 1,6% del PIB superando así el objetivo autorizado del 0,7 por ciento, aunque ha afirmado que cumplirá con el objetivo del 0,3% para 2016 gracias al presupuesto diseñado para este año.

Así lo ha asegurado el consejero en declaraciones a los medios momentos antes de intervenir en la comisión de presupuestos de las Cortes regionales, donde ha indicado que este incumplimiento del déficit supone una desviación de 347 millones de euros como consecuencia de unos presupuestos “falseados” por el PP en 2015.

De este modo, ha puesto como ejemplo de la desviación del déficit dos factores principalmente, como son “el falseamiento” de la cifra de ingresos del presupuesto anterior al haberse recaudado 140 millones menos de lo estimado, así como al “falseamiento” de los gastos al haberse detectado una “infradotación” de partidas con una diferencia de 250 millones de euros.

Toledo, 21-03-2016.- El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, comparece en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes regionales para dar cuenta de los presupuestos de la Consejería para el año 2016. En la imagen, acompañado por el secretario general de Hacienda y Administraciones Públicas, Carlos Barrios Leganés (i) y el presidente de la Comisión, Lorenzo Robisco (d). (Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)
A consecuencia de ello, ha explicado que el incumplimiento del déficit hará que Castilla-La Mancha tenga que presentar al Ministerio de Hacienda un Plan de Ajuste al igual que lo tuvo que hacer en 2015. “El presupuesto de 2016, de cumplirse los términos diseñados, debe cumplir el objetivo del 0,3 por ciento del PIB”, ha agregado