En Cabanillas del Campo se ha celebrado este sábado 25 de mayo la quinta edición del “Bicicuentos”, una cita que combina la narración oral con un paseo en bicicleta, y que ha reunido en esta ocasión a cerca de 125 participantes. Organizado por el Ayuntamiento de Cabanillas y la Biblioteca Municipal, este 5º Bicicuentos comenzaba bastante puntual, poco después de las 11:30 de la mañana, en un pequeño parquecito ubicado en la Carretera de Marchamalo, justo a la altura del hipermercado de la zona. Allí ha dado la bienvenida a los participantes la directora de la Biblioteca, Pilar de Isidro, y también han acudido a recibirlos el alcalde, José García Salinas, y los dos concejales del área cultural del Ayuntamiento, Luis Blanco y Manuel Gallego.

Casi 125 personas disfrutaron de un extraordinario Bicicuentos 2019 en CabanillasTras las palabras de bienvenida llegaba el momento de escuchar el primer cuento. Lo han protagonizado dos chicas adolescentes, ambas miembros del Club de Jóvenes Narradores que desde hace dos años se impulsa en la Biblioteca: Ruth y Vega. Ellas han contado “El rey de los animales”.

Tras este primer cuento la comitiva ha cogido el carril bici para recorrer la Carretera de Marchamalo y bajar por la Avenida de Guadalajarahasta llegar a la segunda parada, el parque de la calle Romero de Torres. Allí ha sido Luisa Borreguero, narradora profesional y coordinadora de varios clubes de narración oral en Cabanillas, quien ha contado “La vocecita”, una divertida historia sobre un camaleón y su conciencia…

La tercera parada se ha realizado en el parque “del Soti”, donde ha habido que hacer algún esfuerzo más para reunir a los niños, que querían jugar con los nuevos columpios de la zona. No obstante al final todos se han sentado para escuchar a Mari Ángeles Maestre contar la historia “Los cocodrilos copiones”.

El Bicicuentos llegaba a su ecuador, y realizaba entonces su etapa en bici más larga, recorriendo el carril bici paralelo a la CM-1007 para cruzar sobre esta carretera y llegar a las pistas deportivas de la calle Lope de Vega, en el barrio del Mirador. Allí ha sido Victoria Espada la narradora encargada del cuento, y ha ofrecido la historia “Marta y la bicicleta”.

De regreso al casco, la penúltima parada ha sido un pequeño parquecito ubicado junto a la calle Benalaque, por el que atraviesa el carril bici. Allí se ha contado el cuento “A dormir, monstruos”, a cargo de Cheles López.

Y finalmente el Bicicuentos ha cubierto su última etapa llegando al Parque Buero Vallejo, donde Concha Soria contó “El lobo que no quería andar más”, y se puso fin a la actividad, con un reparto de botellas de agua y piruletas para todos los participantes.

La jornada se ha prolongado por espacio de dos horas y media, cubriendo el horario previsto, y ha contado con la colaboración esencial en la seguridad del recorrido de dos voluntarios del Club Cicloturista de Cabanillas, agentes de la Policía Local y voluntarios de Protección Civil.