Carnicero recuerda que se están ejecutando obras por más de un millón de euros gracias a la buena situación económica que dejó el gobierno del PP
El portavoz del Grupo Municipal Popular, Jaime Carnicero, y el concejal Armengol Engonga, han visitado las obras que se están ejecutando en la calle Ricardo Velázquez Bosco de la ciudad

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Jaime Carnicero, y el concejal Armengol Engonga, han visitado esta mañana las obras que se están ejecutando en la calle Ricardo Velázquez Bosco, centradas en estos momentos en el aglomerado, y que pretenden conectar lo que será la salida natural del Hospital General con el centro de la ciudad, junto a las actuaciones realizadas en Santa María Micaela que se recepcionaron la semana pasada y el asfaltado de la Avenida de Castilla. Unas obras, tal y como ha recordado Jaime Carnicero, que dejó “planificadas, presupuestadas, licitadas por 225.000 euros, y en marcha estando gobernando el equipo de Antonio Román”, al igual que “las pistas de retoping de la Fuente de la Niña, la salida del Hospital, las pistas de skate, los nuevos juegos infantiles o los huertos urbanos”. Todo ello, ha añadido Carnicero, “gracias a la buena situación económica del Ayuntamiento de Guadalajara que permitió destinar más de un millón de euros a obras financieramente sostenibles”, como es el caso de las mencionadas.

Con esta visita, los concejales populares han querido comprobar in situ la marcha de esta importante actuación así como que “este grupo de la oposición continúa trabajando y actual equipo de Gobierno viviendo de las inversiones que dejó planificadas el gobierno anterior”. Asimismo, y ante las informaciones que apuntan a que este año no habrá Presupuestos municipales, el portavoz del Grupo Popular ha manifestado que “al menos los vecinos pueden tener la tranquilidad de que el equipo de Gobierno de Antonio Román hizo los deberes, y plasmó y ejecutó un plan de inversiones de más de un millón de euros que se están ejecutando como estamos viendo”.

Las obras de la calle Ricardo Velázquez Bosco y alrededores tienen una “clara vocación de ordenación del tráfico y de garantizar la seguridad de los peatones”. Por eso, tal y como detalló Carnicero, “en esta obra lo que está haciendo el Ayuntamiento es estrechar los carriles, implantar reductores de velocidad en la línea del objetivo del anterior equipo de Gobierno para ir reduciendo la velocidad en la ciudad para mayor seguridad, ampliar aceras principalmente en las paradas de autobuses para seguir garantizando la accesibilidad universal para personas con movilidad reducida, y la creación de en torno a 80 plazas de aparcamiento en uno de los principales centros deportivos de la ciudad, como son las pistas de la Fuente de la Niña”.