La portavoz adjunto del Partido Popular en la Diputación de Cuenca, Ana Cantarero, ha recordado este domingo que, ante la pasividad y la inacción del gobierno de Page, el Partido Popular de Castilla-La Mancha, con Paco Núñez al frente, no ha dejado ni un minuto de recorrer la región para escuchar al mayor número posible de castellano-manchegos.

Cantarero recuerda que ante la pasividad y la inacción del Gobierno de Page el PP de Paco Núñez no deja de recorrer la región para escuchar a los castellano-manchegos
Solicita al gobierno de Page y al propio presidente que, ante las situaciones complicadas que está atravesando la economía y los servicios públicos de Castilla-La Mancha, acorten sus vacaciones mostrando responsabilidad con los vecinos de la región

De esta forma lo ha hecho saber Cantarero durante su asistencia a la localidad conquense de El Provencio donde se está celebrando la IX Feria Internacional del Cómic, lugar donde ha insistido en que el Gobierno de la Junta está “totalmente parado” durante el verano, “casi desde la formación de gobierno los consejeros y el propio Page se fueron de vacaciones y no sabemos nada más de ellos a pesar de que la situación de la región no es la mejor que se recuerda, especialmente en el ámbito económico”, ha detallado la portavoz popular conquense.

Así, Ana Cantarero ha hecho suyas las declaraciones que ya hizo el pasado viernes la secretaria general del PP-CLM, Carolina Agudo, en las que denunció que, a falta de unos días para comenzar el nuevo curso político, Page sigue de vacaciones y solo ha salido públicamente el consejero de Hacienda para excusarse por el incumplimiento  del objetivo de déficit. Mientras tanto, Castilla-La Mancha tiene muchos frentes abiertos en los que se necesitan soluciones como la falta de profesionales médicos en el Hospital de Guadalajara, problemas en la adjudicación de docentes, y además, todo indica que viviremos otro “caos” en el inicio del curso escolar.

La portavoz del PP en la Diputación de Cuenca ha solicitado al gobierno de Page y al propio presidente que, ante la situación por la que pasa nuestra tierra “muestren responsabilidad con los castellano-manchegos y acorten las vacaciones para ponerse a trabajar con el fin de encontrar la solución a los problemas que acucian a nuestra economía, sanidad y servicios públicos en general”.

Frente a esto, Cantarero ha puesto de relevancia el proyecto de Paco Núñez al frente del Partido Popular en Castilla-La Mancha, una forma de trabajar sin descanso, porque los problemas “no se van de vacaciones” y porque los vecinos de la región no se pueden permitir unos mandatarios que dejen a la región en verano que funcione con la inercia y sin tomar decisiones que atajen las situaciones complicadas que se presentan.

Un proyecto y un trabajo, el que está llevando a cabo el PP de Núñez, que está enfocado claramente a escuchar al mayor número posible de vecinos de Castilla-La Mancha para que, con el inicio del curso político y el periodo de sesiones en el parlamento de la región, el PP-CLM sea ese altavoz de los castellano-manchegos que necesitan ser escuchados.