Caja Rural de Soria, Globalcaja (Cuenca) y Caja Rural de Teruel aportarán seis mil euros cada una durante el presente ejercicio para financiar los distintos trabajos que FOES, CEOE CEPYME Cuenca y CEOE Teruel están realizando para conseguir que estas tres provincias cuenten con fondos específicos por su baja densidad de población.

Las Confederaciones Empresariales de Soria, Cuenca y Teruel han encontrado en las Cajas Rurales de estas tres provincias unos aliados en su lucha contra la despoblación, pues aportarán seis mil euros cada una para financiar los distintos trabajos que estas organizaciones están realizando con el fin de que estas provincias consigan fondos específicos de la Unión Europea en el próximo Acuerdo de Asociación 2020-2026.

Este acuerdo ha sido rubricado en el Parador de Teruel mediante la firma de un acuerdo entre las seis partes, por un lado CEOE Teruel, FOES y CEOE CEPYME Cuenca y por otro Caja Rural de Soria, Caja Rural de Teruel y Globalcaja (Cuenca).

Los firmantes han sido el presidente de CEOE CEPYME Cuenca, Abraham Sarrión, el presidente de FOES, Santiago Aparicio, el presidente de CEOE Teruel, Carlos Torre, el presidente de Caja Rural de Soria, Carlos Martínez, el vicepresidente de Globalcaja Carlos de la Sierra y el presidente de Caja Rural de Teruel, Jerónimo Carceller. Todos ellos mostraron su satisfacción por este acuerdo con validez para un año.

De este modo, las confederaciones, como representantes de este sector en las distintas provincias, siguen trabajando y defendiendo con sus actuaciones en interés general y el del tejido productivo de las provincias, buscando proyectos que potencien la aparición de empresas y la generación de empleo y por tanto consoliden población.

Por su parte, las cajas rurales, buscan de este modo dar servicio y colaborar con las organizaciones empresariales en la realización de actividades que vertebren los territorios y favorezcan la actividad económica y el desarrollo de sus provincias.

Con estas aportaciones económicas se intentará dar desarrollo al informe ‘Cuenca, Soria y Teruel y su encaje en un Área Meridional escasamente poblada’  que reconoce que estas tres provincias presentan una baja densidad de población y escaso nivel de desarrollo con el fin de buscar el apoyo de la Unión Europea tal y como ocurre en el Norte de Europa en este momento.

En esta línea dentro de este marco de colaboración se seguirá trabajando desde las tres organizaciones empresariales en el desarrollo de sus respectivas ITI de cada provincia con el fin de que sea un primer paso de reconocimiento y que sirva para tener fondos específicos para estos territorios en el siguiente Acuerdo de Asociación.

Valoración

Una vez firmado el convenio todas las partes mostraron su satisfacción. El presidente de CEOE Teruel, Carlos Torre, agradeció el compromiso de las Cajas Rurales no sólo desde el punto de vista económico, sino también el apoyo a las provincias de Soria, Cuenca y Teruel.

Añadió que muy importante que “la iniciativa privada aporte y vayamos a luchar por ese problema que venimos detectando que es el tema de la despoblación, de alguna manera, a través de este compromiso que lo dotaremos de una cantidad simbólica económica, es más importante que esa aportación el acto de querer colaborar y participar contra esta lacra que tenemos en la sociedad”.

En cuanto a la finalidad de estos recursos señaló que “se van a utilizar para llevar a cabo nos planteamientos orientados hacia el año 2020-2026 poder solicitar una unión de regiones del sur de Europa con unas carencias similares a lo que ya está aprobando el Gobierno de la Unión Europea en el Norte de Europa”.

Por su parte, Jerónimo Carceller, presidente de Caja Rural de Teruel señaló que “estamos muy contentos de que alguien tome la bandera de la despoblación  y que sea alguien con interés en el territorio, las empreas h las personas que aportan su propio patrimonio”.

El presidente de CEOE CEPYME Cuenca, Abraham Sarrión destacó en este acto de firma que en la provincia se está trabajando en el proceso de constitución de la ITI dentro del Acuerdo de Asociación 2014-2020, pero el objetivo de este convenio es que en el Acuerdo 2020-2026 se pueda disponer de nuevos recursos.

Así, Sarrión destacaba que “el objetivo que hemos plasmado en este convenio es intentar llegar a constituir un área especial en estas tres provincias para la agenda 2020-2016 con la cual nos lleguen recursos que no son los exclusivos de las comunidades autónomas o España, sino que sean nuevos recursos”.

El vicepresidente de Globalcaja, Carlos de la Sierra, valoraba esta firma como una manera de “apoyar el mundo rural y el mundo más desfavorecido, en el caso concreto de Cuenca, zonas tan despobladas” y señaló que “es interesante que es interesante que las organizaciones empresariales hayan tomado esta iniciativa con la que nosotros vamos a estar en todo lo que dependa de nosotros”.

El presidente de FOES anunció que agradeció el compromiso de las cajas rurales, “queda mucho trabajo por hacer y viene bien esa financiación, los medios humanos vienen por parte de nuestras organizaciones y también medios económicos, pero esta inyección es importante para la consecución de los fines últimos y conseguir estos fondos tan necesarios para esas provincias”.

El presidente de la Caja Rural de Soria, Carlos Martínez calificó el convenio “trata de unir fuerzas quién más directamente relacionados que el mundo empresarial que invierte en su territorio, que conjuntamente con las Cajas Rurales que tenemos la sensibilidad de actuar allí donde estamos, que unamos esfuerzos para llegar a Europa”.

Recorrido

Las organizaciones empresariales de Cuenca, Soria y Teruel, iniciaron su trabajo conjunto en 2013, a partir del reconocimiento que el informe GEOSPECS ya daba a estas tres provincias como territorios despoblados y con un elevado índice de envejecimiento.

A raíz de este documento las Confederaciones encargaron la realización del informe a catedráticos de derecho internacional de la Universidad de Castilla La Mancha y que vio la luz bajo el nombre Cuenca, Soria  y Teruel y su encaje en un área meridional escasamente poblada’.

Este trabajo, que fue presentado en la sede de CEOE en Madrid, ha obtenido el reconocimiento del Congreso de los Diputados, a través de una moción en la que se instaba al Gobierno de España a realizar ante la Unión Europea las acciones necesarias para el reconocimiento de las provincias de Teruel, Soria y Cuenca como zonas escasamente pobladas con el objetivo de recabar ayudas que los Fondos Estructurales y el Fondo Social Europeo prevén para las zonas con esa problemática, apoyando expresamente las gestiones realizadas en instancias europeas en pos del citado objetivo por las confederaciones empresariales de estas provincias.

Además, el Acuerdo de Asociación 2014–2020, también reconoció exclusivamente a estas tres provincias como las áreas escasamente pobladas de España, acreditando de este modo la asociación que estos territorios han constituido a través de sus organizaciones empresariales. A pesar de eso no había dotación económica en este sentido, tan sólo este reconocimiento.

Entre las actuaciones que las FOES, CEOE CEPYME Cuenca y CEOE Teruel han realizado con el objetivo de conseguir este fin se incluyen dos viajes a Bruselas para reunirse con el Director General de la Pyme, Daniel Calleja, y posteriormente con la comisaria de Política Regional, Corina Cretu, así como  la realización del citado informe, la puesta en marcha de distintas jornadas, una comparecencia en el Senado para defender la justicia de estas ayudas.

Para el futuro está previsto que sigan este tipo de actuaciones con la realización de nuevos trabajos, el estudio de los proyectos que se puedan incluir en la ITI e incluso el desplazamiento a aquellos lugares donde se haya puesto en marcha una Inversión Territorial Integrada.

 
Comparte esta noticia: