Desde hace más de cinco siglos, durante los nueve días que preceden a Pentecostés se cantan lo que en Brihuega se llaman “Las Salves del Cerco”. El pasado viernes 31 de mayo y hasta el próximo sábado 8 de este mes de junio, los briocenses manifiestan su gran devoción a la Virgen de la Peña en Brihuega acudiendo a  la parroquia de Santa María de la Peña través del cantico de las “Salves del Cerco” a su patrona.  Se trata de una manifestación más del fervor que tienen los brihuegos  a la Virgen, devoción que les viene de hace siglos y que se traduce en la participación popular, en la iglesia de Santa María, a partir de las 22.30 horas, durante estos nueve días a cantar Las Salves del Cerco.

Brihuega canta “Las Salves del Cerco”La razón parte del año 1445 en que Brihuega sufrió  el primer cerco o asedio que se recuerda, en la que las tropas del Rey Juan II El Grande, rey de Navarra y de Aragón, tenían la intención de apropiarse de Castilla, en donde reinaba Juan II de Castilla y de León. No hacía mucho Torija había sido tomada por las tropas navarras con ayuda de las aragonesas, al frente de las cuales estaba el Capitán Juan Puelles, Capitán que se hizo fuerte en dicho lugar, a partir de ahí quiso invadir Sigüenza, pero allí negocio con el Cabildo, luego realizo varias incursiones hasta Guadalajara y pueblos aledaños, hasta que llego a Brihuega.

Entonces, Brihuega fue sitiada durante nueve días por el ejército navarro hasta que este se retiro porque la Villa se hizo fuerte y aguanto el asedio, con la ayuda de la Virgen de la Peña. Como quiera que la Villa sufriera y aguantara este asedio, los vecinos del pueblo prometieron a la Virgen de la Peña proclamarla Patrona de Brihuega y durante nueve días cantarle la salve, sus “Salves del Cerco”.

Durante nueve días, desde hace algo más de cinco siglos, coincidiendo con la celebración de festividad religiosa de Pentecostés, en la villa de Brihuega se aclama y venera a la Virgen de la Peña con las conocidas  “Salves del Cerco”. qué próximo día 8 finaliza el novenario, en el que son numerosos los briocenses que participan en las letanías, que tiene la particularidad que en ellas se cantan a las advocaciones marianas de las vírgenes de los distintos pueblos, villas y municipios de la provincia y a continuación se canta la Salve. Este año de gracia hace DLXXIV años (574)

Precisamente, en 1995 se conmemoró el 550 aniversario del Patronato de la Virgen. Se organizaron numerosas actividades con este fin, la más emotiva e importante, la renovación por parte del Consistorio de la continuidad de la Virgen de la Peña como patrona del municipio briocense.

Hace poco más de un mes los briocenses peregrinaron a la Ciudad del Doncel con la imagen de la Virgen para ganar el jubileo y las indulgencias con motivo del 850 Aniversario del inicio de la construcción de la  “Fortis Seguntina” y, como inicio de la preparación del Centenario de la Coronación Canóniga de la Virgen, realizada por el Cardenal Primado de España D. Pedro Segura, años vista de aquel momento, este será un nuevo acto para prepararse religiosa y espiritualmente.

Por Abelardo Arteaga