La diputada nacional del Partido Popular por la provincia de Cuenca, María Jesús Bonilla, ha lanzado hoy un mensaje de tranquilidad a los 44.298 pensionistas conquenses y ha insistido en que “el PP siempre, sin excepciones, ha garantizado las pensiones y ha permitido que nuestros mayores, que hoy celebran su Día Internacional, sean los que menos se han visto afectados por la crisis”.

Bonilla lanza un mensaje de tranquilidad a los pensionistas conquenses y celebra el preacuerdo alcanzado para seguir manteniendo su poder adquisitivo
A falta de su votación y aprobación, Bonilla indica que con este preacuerdo de la Comisión del Pacto de Toledo “mantenemos la revaloración de las pensiones en base al IPC, lo que quiere decir que el IPC es un indicador fundamental pero no el único”

Sobre este aspecto, la dirigente del PP conquense ha explicado como entre 2007 y 2017 éstos no perdieron poder adquisitivo porque la inflación acumulada en este período fue 16.5%, exactamente igual que la revalorización de las pensiones en esa década. Además, ha subrayado como gracias a las políticas del anterior Gobierno del Partido Popular, España es uno de los países de la OCDE con menor tasa de riesgo de pobreza entre los mayores de 65 años.

De este modo, Bonilla ha celebrado “el preacuerdo” adoptado la pasada semana por las formaciones políticas que integran la Comisión del Pacto de Toledo para mantener el acuerdo de revaloración de las pensiones “siguiendo el actual contenido de la recomendación segunda del Pacto de Toledo del año 2011 que se encuentra en vigor”.

Todavía a falta de su votación y aprobación, la diputada por Cuenca ha mostrado la satisfacción del PP con que este preacuerdo contempla en su redacción, de forma expresa y literal, el añadido de “en base al IPC”, no conforme al IPC”, lo que quiere decir que “el IPC es un indicador troncal, fundamental, pero no el único indicador”. También contempla otro de los aspectos fundamentales a la hora de garantizar el sistema de pensiones, “tener en cuenta su equilibrio económico, financiero y -como novedad- social”, precisaba Bonilla.

Bajo estas premisas, continuaba la diputada por Cuenca, “esperamos que el pacto social más importante de nuestra democracia, el Pacto de Toledo, firmado en 1995 por partidos políticos de muy diferentes ideologías (PP, PSOE, CiU PNV e IU), vuelva a sacar del combate político el sistema de pensiones y que el Gobierno de Sánchez no use a nuestros mayores por estrategia electoralista”.

SOSTENIBILIDAD, REVALORIZACIÓN Y MEJORA DE LAS PENSIONES GRACIAS A UN GOBIERNO DEL PP

No obstante, la parlamentaria popular ha querido resaltar que “si hoy en día podemos hablar de sostenibilidad de las pensiones, de su revalorización y de su notable mejorara, es gracias al acuerdo alcanzado en los Presupuestos Generales del Estado aprobados por el anterior Gobierno de Rajoy, con hasta siete fuerzas políticas, que recogían el crecimiento del 3% para las pensiones mínimas y no contributivas, y un 7,7% para las de viudedad durante este año.

“Fue el Partido Popular, en el gobierno, quien garantizó la sostenibilidad del sistema de pensiones que el Gobierno de Zapatero había puesto en riesgo”, recordaba Bonilla al subrayar como Rajoy tomó tres grandes decisiones que permitieron garantizar nuestro sistema de pensiones. “La primera, fue evitar tener que pedir el rescate de España para que no bajaran las pensiones, como sí pasó en muchos países de nuestro entorno; la segunda, fue convertir la creación de empleo en el objetivo prioritario del Gobierno, con 2.765.000 puestos de trabajo desde febrero de 2013, que han permitido revertir el deterioro de las cuentas del sistema de Seguridad Social y garantizar su sostenibilidad; y la tercera, recuperar la senda de estabilidad presupuestaria, reduciendo el déficit público desde el 9.3% en 2011 al 3.1% en 2017”, explicaba la popular.

Por ello, Bonilla ha considerado fundamental que el Gobierno de Sánchez no se endeude más y no aumente el techo de gasto, no cambie el sistema de cotizaciones de los autónomos ni elimine su tarifa plana y, muy importante, no suba los impuestos a los ciudadanos, “que ya están sufriendo la subida del gas o la rápida escalada del precio de la electricidad que marca máximos históricos”.