Una de las últimas medidas anunciadas por el Gobierno en funciones que preside Pedro Sánchez ha sido la de cobrar en nuestro país por el uso de las autovías, hasta ahora gratuitas. Ante esta posibilidad, la diputada popular María Jesús Bonilla ha manifestado su más rotunda oposición y, debido a la falta de información sobre cómo repercutirá esta decisión sobre todo en el bolsillo de los conquenses, ha presentado, en nombre del Grupo Popular en el Congreso, una serie de preguntas dirigidas al Ejecutivo Central.

Bonilla exige al Gobierno de España que no “asfixie más a los conquenses” cobrándoles un nuevo impuesto por usar las autovías
• La diputada nacional ha presentado en el Congreso varias preguntas sobre este tema, “una cuestión que preocupa a los ciudadanos de esta provincia que utilizan de manera habitual unas infraestructuras hasta ahora completamente gratuitas”

“Dentro de la política económica del socialismo y de Sánchez está la subida de impuestos y la última idea es la de crear uno nuevo por circular por determinadas autovías cuyo tránsito hasta ahora era gratuito”, explicaba la diputada nacional, quien añadía que “desde Cuenca, nos oponemos abiertamente a que esto sea así. Hace unos días, en un medio de comunicación, Voces de Cuenca, se recogía cual sería la estimación de lo que le podría costar a un conquense ir desde Madrid a Cuenca, 3’32 euros o a Valencia 2’26 o de Cuenca a Tarancón 1’65 euros. Esto es inadmisible, teniendo en cuenta que hasta ahora estos trayectos no suponían ningún coste adicional a los conductores”. Este cobro por el uso de autovías perjudicaría a todos los conquenses pero, de manera especial, tal y como manifestaba Bonilla, a quienes más tienen que utilizarlas por motivos de trabajo o incluso por otras cuestiones como las sanitarias.

“Creemos que esta no es la manera de actuar y en el Congreso de los Diputados hemos registrado una pregunta dirigida al Gobierno para que concrete, exactamente, el alcance de esta medida en las vías de Cuenca, a las afecta, la estimación real de recaudación que prevé el Ejecutivo y también quienes serán los usuarios que se verán obligados a pagar y, por supuesto, la cantidad”, informaba María Jesús Bonilla, “cuantas personas en definitiva y en Cuenca van a tener más dificultades a la hora de moverse por la provincia”.

“En el Partido Popular estamos totalmente en contra de este tipo de impuesto que lo único que van a conseguir es crear dificultades a los ciudadanos. Los impuestos y los recursos se generan con el empleo, no asfixiando al contribuyente”, concluía la diputada nacional.