La diputada por Cuenca y portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, María Jesús Bonilla, ha exigido a la ministra de Justicia que dimita “por dignidad, por vergüenza y por el bien de España”.

Bonilla exige a la ministra de Justicia que “dimita por dignidad, por vergüenza y por el bien de España”
La diputada por Cuenca subraya que “la titular de Justicia ha perdido su credibilidad y genera desconfianza, temor y desconcierto ante los ciudadanos y sus compañeros”

“Dolores Delgado ha perdido la credibilidad, genera desconfianza, temor y desconcierto ante los ciudadanos y sus compañeros”, ha aseverado la dirigente popular, quien le ha reprochado haber “perdido la dignidad ante la comisión de determinadas faltas”.

En su pregunta a la titular de Justicia en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso de este miércoles, la diputada del PP ha subrayado que “desde el 10 de julio hasta hoy, Dolores Delgado ha sido protagonista de hechos graves e intolerables”.

En este sentido, ha recordado que “primero traicionó a España no defendiendo la jurisdicción y la soberanía española y al magistrado Llarena, después ha mentido a esta Cámara, al Senado y a los medios, y realizó manifestaciones muy comprometidas a compañeros suyos del Supremo y a fiscales en relación a unos de menores, y participó de una comida con el excomisario Villarejo y el juez Garzón, hoy inhabilitado por prevaricación, en la que se manifiesta que se había creado una red de prostitutas para conseguir información y extorsionar a empresarios y periodistas y a usted eso le pareció un éxito aseguro”.

“Todo eso -ha apuntado la diputada por Cuenca- refleja una cosa: que no ha estado a la altura y no ha cumplido con su obligación como ciudadana, fiscal y ministra, no ha dado explicaciones y no ha asumido responsabilidad por ello”.

“No ha dado explicaciones porque no ha tenido ni la valentía ni la gallardía de mirar a los ciudadanos y decir la verdad”, ha afirmado María Jesús Bonilla, quien le ha apelado a decir “por qué mintió en su relación con Villarejo y no defendió la soberanía española y al juez Llarena”.