El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, confía en que el ‘Debate sobre el estado de la región’ que se celebrará la semana que viene en el Parlamento autonómico se desarrolle de manera ejemplar para que “la sociedad se sienta orgullosa de sus representantes” y para que suponga “un impulso” en el enfrentamiento de los efectos de la pandemia en la región.

Bellido confía en un Debate sobre el estado de la región “sano, constructivo y con unidad” contra la pandemia
• El presidente de las Cortes regionales anima a los grupos a que aporten “propuestas y consensos” y a que tengan un comportamiento ejemplar para que “la sociedad se sienta orgullosa de sus representantes”.

“A mí me gustaría que fuese un debate sano, constructivo y de unidad”, ha respondido el presidente de la Cámara a preguntas de los medios, tras un encuentro con el consejero de Fomento, Nacho Hernando, y el alcalde de Molina de Aragón, Fran Montes, en materia de transportes para esta comarca de la provincia de Guadalajara.

Bellido ha insistido en la necesidad de que la sesión sobre orientación de política general convocada ayer para los días 8 y 9 de octubre, con la comparecencia del presidente autonómico Emiliano García-Page, responda a las expectativas de la sociedad castellano-manchega, que “hoy más que nunca necesita de la unidad de los responsables políticos que tenemos el privilegio de representarles en nuestras Cortes autonómicas”.

Como “punto de inflexión” que cada año marca esta sesión de doble jornada, Bellido confía en que en esta ocasión y en el contexto de la pandemia ayude a “coger impulso, hacer análisis, evaluar lo que estamos haciendo y relanzar el proyecto político” común, por lo que anima a los grupos representados en la asamblea a que acudan a “hacer propuestas, a escuchar, a debatir y a consensuar, que es el mejor servicio que podemos hacer”.

El presidente de las Cortes regionales ha recordado que la población ha soportado ya “mucho tiempo de sufrimiento y muchas situaciones adversas como para tener que estar en la confrontación” en las instituciones. “Me consta que el presidente de Castilla-La Mancha va al debate con este ánimo y ojalá encuentre reciprocidad en los líderes de la oposición para que Castilla-La Mancha coja un nuevo impulso para superar las dificultades que tenemos”.

En este sentido, se ha referido al clima político nacional, que “no es edificante” al estar “cargado de demasiada agresividad” y “descalificaciones”, y ha instado a la clase política regional a practicar “moderación, responsabilidad y sentido de estado” y a que en el parlamento autonómico retome la senda del primer tramo de legislatura, “porque el único responsable de lo que pasa es la Covid”.

 
Comparte esta noticia: